Equivócate, y mucho

"Equivocarse es humano, y rectificar divino..."
(Alexander Pope)

Desde mi punto de vista errar y rectificar es de sabios, ya que un error, una equivocación, o un fracaso,… lleva siempre implícito un aprendizaje.  Dependerá de la persona si quiere y/o puede extraer una enseñanza, porque para poder obtenerla se requiere de ciertas capacidades (y evolución/desarrollo personal).

Investigaciones realizadas por psicólogos de la Universidad de Toronto (Fundación Baycrest), y más concretamente por Andrée Anne Cyr, indican que equivocarse es bueno para la memoria porque ayuda a que recordemos el proceso, los pasos que dimos hasta llegar a un punto erróneo, siempre que las equivocaciones no sean muy disparatadas. Cuando leí esto me vino un recuerdo de la infancia donde “veía” a mi padre diciéndome cuando “erraba”/”fallaba”: “Así aprenderás para la próxima vez” ¡Que rabia y qué coraje me daba cuando lo escuchaba! Ahora me río de ello.

Está claro que no todos los errores son iguales, pero según Andrée aquellos que se quedan muy cerca de la respuesta correcta, son los que mejor nos servirán para adquirir un aprendizaje. 

Es más fácil aprender si la información (sobre todo para las personas adultas) no se ofrece muy claramente y hay que hacer un esfuerzo por adquirirla, aunque de paso suponga cometer errores. (Andrée Anne Cyr)

Como ya es bien conocido: el aprendizaje por ensayo y error parece seguir siendo una de las mejores opciones para reforzar nuestros conocimientos.




Por tanto el proceso más o menos sería el siguiente: 

PRUEBA + ERROR + ANÁLISIS + NUEVA ESTRATEGIA


Una persona “sabia” aprende de una situación negativa, y a causa de ello “inicia nuevas acciones” ya sea rectificantes, o acciones diferentes.


"La única persona que no se equivoca es la que nunca hace nada"
(Johann Wolfgang Goethe)

"La persona exitosa no es la que nunca fracasa, sino la que se equivoca y vuelve a levantarse para continuar" 
(Anónimo)

"El humano se equivoca, el sensato acepta su equivocación... Pero solo los sabios aprenden de sus equivocaciones"
(Anónimo)

Como dice mi estimada y querida Mercè Roura en un post de éste mismo tema “En todo acto erróneo hay algo hermoso, toda caída conlleva una recompensa. Aunque a veces esté oculta”


Para mi...

¡El error es la llave de nuestra potenciación personal!

LO MEJOR DE EQUIVOCARSE…
…es darse cuenta de que te has equivocado

Tanto a nivel cultural como educacional en España, no nos preparan emocionalmente, ni nos capacitan para afrontar el fracaso. He conocido muchos casos de verdadera aversión, de miedo o de dolor a equivocarse, a perder o a fracasar (independientemente del área de la vida en el que acontezca).
Hasta tal punto no estamos emocionalmente preparados (generalizo), que el hecho de una simple crítica puede hacer tambalear nuestros cimientos personales, pudiendo afectar a nuestra autoestima y a nuestra motivación.

“El dolor provocado por una crítica es mucho mayor que todo placer que nos aporta un halago” 
(Laurie Santos)

“El miedo a errar, equivocarse, fracasar,…llamémoslo como queramos, es una gran barrera en nuestro desarrollo personal” 
@fatimabril


Por eso es tan importante para ser más felices (en términos generales) trabajar:


Según nuestro proceso de evolución personal (suma de lo que hemos aprendido de nuestras experiencias personales, de nuestras emociones, de nuestra familia, de nuestra formación…), estaremos más o menos preparados para reconocer una equivocación, o el fracaso de una decisión. 

Nos cuesta reconocer nuestros fracasos y equivocaciones. Se entiende como algo negativo, cuando en otros países como en EEUU es un grado y un garante de experiencia, siendo reconocido y no “despreciado”. Pedir perdón o cometer un error no nos tiene porqué quitar valor.

Duele equivocarnos, sí mucho, y aún más reconocerlo, pero lo que más nos debería doler, es no aprender nada de ello.

¡No tengamos miedo a reconocer lo que hicimos mal!

"Un hombre nunca debe avergonzarse por reconocer que se equivocó, que es tanto como decir que hoy es más sabio de lo que fue ayer"
(Jonathan Swift)

En otro estudio realizado por la profesora de psicología de la Universidad de Yale, Laurie Santos expone que el miedo y la aversión a perder son muy responsables de que repitamos una y otra vez los mismos errores (lo malo conocido), a pesar de la existencia de múltiples alternativas (lo bueno por conocer).

"Algunos se equivocan por temor a equivocarse"
(Gotthold Ephraim Lessing)

La combinación del miedo a perder y el miedo a equivocarse (en definitiva: MIEDO) es uno de nuestros peores FRENOS.

Te has dado cuenta de que te has equivocado, Ahora...
...Reconócelo

Existen muchos beneficios que nos aporta el RECONOCER que nos hemos equivocado, tanto a nivel personal como hacia con otras personas. Yo destacaría los siguientes:

  • Aumento de tu Autoconocimiento, gracias al análisis de la situación
  • Aprendizaje de nuevas formas de cómo no hacer y sí hacer las cosas
  • Más Confianza
  • Más Autoestima
  • Más Felicidad
  • Más Crecimiento personal 
  • Más Respeto hacia ti mismo/a y hacia las demás personas
  • Mejora tu capacidad Empática
  • Potencia las Relaciones positivas y/o sanas
  • Etcétera

En mi vida me he equivocado muchas veces, sí y mucho. Y sí, gracias a ello soy quien soy hoy, ya veremos mañana.

El haberme equivocado tantas veces, el haberme dado cuenta de las causas, el haber reconocido, el haber perdido disculpas si mi error ha afectado a otras personas, ha hecho que sienta menos temor a fallar y a fracasar, habiendo fortalecido mi autoestima y mi confianza a la hora de actuar, de proponer, de emitir opiniones,... pero sobre todo me ha hecho ser más libre.

¿Me volveré a equivocar? ¡Claro! Y bienvenido sea. ¡Ya no me da tanto miedo a equivocarme! Aún me queda un largo camino por aprender.

No es momento para miedos ni dudas. Es momento para dar un paso adelante, para atreverse, para arriesgar, para ser responsables.

No quiero terminar este post sin compartir ésta fantástica frase de Mark Twain: "Dentro de veinte años lamentarás más las cosas que no hiciste que las que hiciste". 

"El que se arriesga, se equivoca. El que no, vive equivocado"
(Anónimo)

"Tened el valor de equivocaros"
(Georg Wilhelm Friedrich Hegel)

Así que suelta amarras (Aprende del fracaso, es la antesala del triunfo)
y abandona el puerto seguro (Pon rumbo hacia tu zona de éxito)
Atrapa los vientos en tus velas.
Sueña, explora y descubre.


#cosasdefatimabril #loquemegusta


3 comentarios:

  1. Toda 'equi-vocación' tiene 'vocación de equilibrar'.
    Se necesitan más vocaciones.
    Kalki

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. A mi humilde manera de pensar y de comprender, el error nos deja un gran aprendizaje y una gran lección; el aprendizaje de que el cometer errores nos deja una gran madurez y sabiduría para futuras decisiones y la lección de que el reconocerlo nos hace ser una persona más humilde y sencilla para beneficio propio y de la gente que colabora con nosotros.
    Estupendo artículo.
    Oliver

    ResponderEliminar

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal