Recupera la pasión en la vida

Es más frecuente de lo que nos imaginamos, ir entrando/cayendo en una actitud monótona. Las demandas cotidianas del día a día, el cansancio, y la pereza entre otras, va haciendo que en ciertas ocasiones parezcamos autómatas casi si percibir y/o reaccionar ante nuestro entorno.

"Para mi esto es como una pequeña muerte de nuestra alma"

No sabemos inicialmente porqué, pero en ciertos momentos de nuestra vida, vamos perdiendo el sentido de nuestro para qué, ese motivo que nos hace levantarnos cada día.  Se nos va desvaneciendo la motivación, el tiempo parece que nos persigue hasta dejarnos sin respiración. La sensación de ansiedad, tristeza, monotonía,...se hace nuestra nueva compañera de viaje.

Esto es una gran señal de que nos estamos apartando de nuestro camino, y nos cuesta adivinar por qué perdemos esa “energía vital” que anteriormente teníamos, por qué se ha volatilizado nuestra motivación, nuestra pasión, nuestra ilusión (en términos generales), dejándonos en un estado donde es difícil actuar, crear y mucho menos entusiasmarnos por algo nuevo.




Puede que muchos/as de vosotros/as os halláis sentido así, con confusión, sin fuerza, sin pasión, ni motivación…; pueden ser muchas las razones, cada uno tiene las suyas propias, su historia personal.

Yo personalmente he vivido esta situación en varias ocasiones, y lo frustrante de ellas, es que me he sentido como un mera observadora que iba “creando” (sin saber cómo ni por qué) una vida que no tenía que ver conmigo, y encima me sentía incapaz de cambiar mi rumbo.

Si pongo un símil, yo era como el capitán Sparrow (Película Piratas del Caribe) mirando su brújula dislocada que no marca ningún rumbo.




Pero había algo bueno en toda esa situación de confusión mental y emocional, y era que en el fondo sabía que yo no quería seguir así y que algo debía cambiar. Lo que no sabía en esos momentos, era que quien debía primero cambiar, era YO.

Para colmo, esto puede ocurrirnos a cualquier edad, en cualquier momento de nuestra vida, y aunque salgamos airosos, puede volver de otra forma, con otra careta diferente, haciéndonos sentir de nuevo sin fuerzas, sin ganas, sin pasión... Pero me quedo con lo que acabo de decir, podemos ¡salir airosos! Esto no quiere decir que no nos cueste, que no nos parezca algo insuperable, que no nos duela la situación que estemos viviendo...

Para ello es muy importante...tener conciencia de cual es o son el/los motivos de tu NO-PASIÓN

Averigua cuales pueden ser tus razones

Puede haber multitud e infinidad de motivos. Cada uno de nosotros tenemos los nuestros.

El estrés
Puede hacernos más daño del que nos creemos. A veces nos  exigimos demasiado, siendo nuestros peores enemigos y jueces, llegando a desgastar nuestra energía motivacional, saturándose nuestra mente, atenuando nuestro corazón, quejándose nuestro cuerpo: la energía se desgasta,…

Si ya no hay diversión, no hay motivación

En mi caso, descansar me ha ayudado a redirigirme y a reenfocarme de nuevo. Yo era de las personas que cuando algo me apasionaba o recaía en mi la responsabilidad de un proyecto, dejaba de estar atenta a las señales de “para, descansa, vive y disfruta las otras facetas de tu vida… ¡cada día!” (aún me sigue costando hacer esto), siempre iba postergando el pensar en mi, y claro… ¡llegaba el colapso!

¡Es necesario parar! No hace falta grandes y costosos viajes, un sencillo descanso donde cortar de toda actividad habitual, salir a dar un paseo, hacer senderismo, una excursión, un fin de semana en la playa o la montaña, turismo interior..., ya lo que te guste y/o puedas, ayuda mucho.

A veces lo que necesitamos es descansar, otras jugar, otras socializar… identifica qué es lo que necesitas y permítetelo. Te lo mereces y te lo debes.

No "cuidarte"
Sea cual sea tu Propósito en la vida (tu para qué), tus sueños, tus metas,…necesitar cuidar tu salud física. Si descuidamos nuestra salud, perderemos la capacidad física y emocional de hacer nada, y si no podemos hacer nada...nos sentimos desdichados, tristes,... ¡y se esfumó la pasión!

Revisa tus hábitos y ¡mira qué puedes mejorar desde hoy mismo! 
Toma decisiones y, plantéate nuevos hábitos

Tus pensamientos 
Recuerda que nuestros pensamientos definen nuestra realidad. No creer que es posible, es el motivo de que muchas personas no avancen y por tanto se desmotiven por ello.
Estudios han demostrado que un solo minuto en el que nos centremos en un pensamiento negativo, nos deja el sistema inmunitario debilitado durante seis horas.

El miedo
El miedo nos aparta de la realidad. Está comprobado que los temores causan enfermedades, consumen energía del cuerpo y la mente, nos producen desasosiego y pérdida de vitalidad. Todo a causa de nuestro estado emocional.

La terribilitis
Muchas de las alteraciones emocionales que podemos tener (tristeza, desmotivación, estrés, ansiedad...) son resultado de la tendencia humana de calificar como terribles, situaciones que no lo son tanto, o simplemente no lo son. Recuerda que todo depende del color de las gafas que te pongas.

Solemos anticiparnos a las desgracias y nos tomamos a la tremenda adversidades con las que deberíamos contar, ya que sin ellas no seríamos las personas que somos, ni podemos ser.

Yo ya soy de la creencia de que siempre hay algo positivo a nuestro alrededor aunque proceda de lo negativo.

No pedir ayuda
Cuando nos sentimos bloqueados en alguna de las áreas de nuestra vida, y nos está afectando a nivel físico y emocional,...busca y/o pide ayuda, personal y/o profesional si es el caso. Sinceramente no es bueno pasar por ciertos trances personales, solos, ya que podemos "perdernos" aún más.

Que no te de reparo, ni miedo a pedir ayuda. ¡No calles! Apuesta por ti.


Como he dicho antes, puede haber una gran variedad de motivos que nos hagan perder la pasión en la vida, tantos como personas existe en el mundo (permitirme la exageración), pero es importante que nos dediquemos un tiempo a identificarlos, para así encontrar "pasarelas" que nos ayuden a salir de ese estado.

7 trucos que te ayudarán a recuperar la pasión 

1 Rompe la rutina de forma regular

Es uno de los motivos más comunes que puede hacernos sentir desmotivados y desembocar en pérdida de la pasión.  Aunque haya en nuestro día a día acciones rutinarias, debemos buscar huecos entre ellas para introducir elementos de "aire fresco". Hay muchos estudios que demuestran que tener una vida rutinaria prolongada en el tiempo, tiene altos porcentajes de derivar en depresión, y hace que sintamos que la vida no tiene tanto sentido como el que de verdad tiene.

Así que encuentra esos huecos donde meter una acción que rompa tu rutina: si puedes ir al trabajo paseando, hazlo, si ya lo haces, cambia la ruta. Introduce momentos de relajación y/o dispersamiento: lee, escucha música, canta, pinta,...; busca actividades divertidas que hacer en tu propia ciudad y/o municipio...

¡Busca y haz! Las cosas no vienen solas. Tienes que moverte

Tu eres al final el/la que se tiene que esforzar, el/la que tiene que cambiar si quieres que las cosas cambien

2 Con sentido del humor las cosas son más distintas

Trata de hacerlo todo un poco más divertido. Como comenté en el anterior post, para mi el sentido del humor es la capacidad que tenemos para "quitar" un porcentaje de importancia a los aspectos negativos de la vida, a través del cambio de pensamiento, del cambio de comportamiento, de la risa,...que nos facilita el acercarnos a ser más felices.

3 Disfruta de las pequeñas cosas

Yo era hace unos cuatro años una persona que no disfrutaba de lo que me rodeaba, no porque no quisiera, si no porque era incapaz de percatarme de ellas, e incluso las que veía, las consideraba negativas. Ahora disfruto cuando llueve (antes me quejaba), cuando el viento revuelve mi pelo
dándome un aspecto divertido y alborotado (antes me quejaba), disfruto en un atasco escuchando música (antes me malhumoraba). Disfruto cuando me abrazan, cuando estoy tomando un café con la familia o los amigos. Disfruto mirando a los ojos a las personas con las que me cruzo cuando camino y les doy los buenos días,...(antes caminaba mirando al suelo).

¡Cuantas cosas percibes cuando levantas la mirada del suelo!

4 Amplia tu circulo social
Para ser más feliz hay que tener amigos.
La amistad es dual. Hace que se potencie ambas personas implicadas. Es recíproca, ambas personas se enriquecen en esa relación. La amistad se centra en la esencia de la otra persona y es un gran facilitados de muchas posibilidades.

Adiós miedo

Como decía Alejandro Jodorowsky "Si vives en el miedo siempre consultarás, nunca decidirás"; "Sabes si estás en el camino correcto, cuando a cada paso sientes la alegría de vivir"

6 Rie y rie mucho

Que no se te olvide el poder que tiene una simple sonrisa.

7 Cambia, cambia, cambia

Esto es lo que resume todo lo que trato en este artículo, la vida se trata de cambio, la gente más infeliz y que pierde la pasión, es aquella que no acepta el cambio.

Recuerda que "sabes nadar" así que no te ahogue el cambio ;-)


Observa tu actitud ante las cosas, ponle conciencia y ve pasito a pasito, cambiando algo nuevo dentro de ti


Receta casera para no perder la pasión en la vida:

Una taza de diversión, una cucharada sopera de novedad, un puñado de variedad emocional, un saco grande de abrazos y buenas carcajadas con sonrisas, pizcas de improvisación y espontaneidad..., todo esto lo cueces a fuego muy lento en el horno de las aventuras y los viajes, esperas a que haga chup chup y ¡listo!

Recomendado tomar varias raciones diarias a la hora que gustes ;-)

¿Un secreto? (que no es tan secreto, pero que se esconde tanto que lo parece): ¡Disfruta! 






2 comentarios:


  1. ¡Completamente de acuerdo! No debemos dejarnos arrastrar ni por la rutina ni por el cansancio, ni por nuestras manías. Ni esperar a tener energía para luchar, para crecer, para cambiar, etc.
    El esfuerzo y la lucha por conseguir aquello en lo que creemos y queremos, o sentimos que debemos, es el alimento y nos hace más fuertes.
    Como la luna o crecemos o menguamos. Y no depende apenas de factores externos, salvo excepciones muy concretas.
    La energía, el alimento, está en la LUCHA por crear y mantener hábitos saludables. ¡Pero que difícil es luchar sin PASIÓN!.

    Sirva la referencia de Charles Reade que fue un novelista y dramaturgo inglés de la época victoriana, famoso por su obra The Cloister and the Hearth.

    ""Siembra un acto y cosecharás un hábito. Siembra un hábito y cosecharás un carácter. Siembra un carácter y cosecharás un destino"

    Al que otros autores han añadido como preámbulo a cosechar el acto sembrar el pensamiento.

    ResponderEliminar

  2. ¡Completamente de acuerdo! No debemos dejarnos arrastrar ni por la rutina ni por el cansancio, ni por nuestras manías. Ni esperar a tener energía para luchar, para crecer, para cambiar, etc.
    El esfuerzo y la lucha por conseguir aquello en lo que creemos y queremos, o sentimos que debemos, es el alimento y nos hace más fuertes.
    Como la luna o crecemos o menguamos. Y no depende apenas de factores externos, salvo excepciones muy concretas.
    La energía, el alimento, está en la LUCHA por crear y mantener hábitos saludables. ¡Pero que difícil es luchar sin PASIÓN!.

    Sirva la referencia de Charles Reade que fue un novelista y dramaturgo inglés de la época victoriana, famoso por su obra The Cloister and the Hearth.

    ""Siembra un acto y cosecharás un hábito. Siembra un hábito y cosecharás un carácter. Siembra un carácter y cosecharás un destino"

    Al que otros autores han añadido como preámbulo a cosechar el acto sembrar el pensamiento.

    ResponderEliminar

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal