No desistas. Afronta una nueva etapa

Quiero contaros una historia. A mi me gusta más llamarla fábula basada en hechos reales, no por el formato de la historia, sino porque como toda fábula (real o imaginaria), al final tiene una moraleja que nos deja un mensaje.

El comienzo

Hace más o menos 3 años, la vida laboral de una chica, realizó un giro de 180 º, viéndose en la situación de tener que dejar su puesto de trabajo, para que el personal que estaba a su cargo, pudiese permanecer un tiempo más trabajando, en una empresa que se vio gravemente afectada por los últimos cambios de la reforma laboral.

De la noche a la mañana, pasó de estar trabajando en el puesto de sus sueños (que tanto esfuerzo le costó conseguir) a estar completamente parada. De estar rodeada de un equipo de trabajo, a estar sola. De tener planes futuros, a verse viviendo con sus padres (tras 11 años siendo independiente). Se sintió desubicada, desconcertada…, la incertidumbre la invadió, y el miedo y por tanto la vulnerabilidad se apoderó de ella sin casi darse cuenta, haciéndola perder la confianza en sí misma, en sus capacidades, y se empezó a sentir incompetente y abocada al fracaso. Además, los temores le restaron energía y vitalidad. El miedo la apartó de la realidad.

Está visto que no existen contratos permanentes. Todo cambia constantemente. 

Parte de su mundo había cambiado pero ella aún no; no "veía" la nueva situación. Darse cuenta de ello y aceptarla, le llevó un periodo de tiempo (varios meses) al que denominó: “Su fantasma Personal”.

Durante esos meses pasó por periodos de negación (“esto no es verdad”), de victimismo (“por qué a mi”, “no me merezco esto”), miedo (“no hay salida”, “ahora que va a ser de mi”), vulnerabilidad ("ya no funciono" "no eres lo suficientemente buena"), rabia (“no es justo”), frustración, llanto…, pero tuvo la suerte de contar con el apoyo de su familia, pareja y algunos amigos que le aliviaban de ese peso emocional. Hablar con ellos muchas veces, le ayudó (en esos meses) a ir tomando conciencia de que su situación pasada ya no volvería y que debía aceptarlo para poder centrarse en algo nuevo.

Es importante Aceptar y Tomar Conciencia de la nueva situación para cambiar la perspectiva, dejando de lamentarnos, de criticarnos, de juzgarnos…, porque se puede superar.


Identificación 

Y ahí empezó un nuevo periodo en su vida: Definir qué iba a hacer: ¿Buscar trabajo? ¿emprender?. Analizó lo que había estado realizando laboralmente en los últimos años, para extraer cualidades y capacidades, pasó incluso por ver si podía hacer algo con sus aficiones y cosas que le gustaban hacer (como las manualidades).

Durante el período de identificación de lo que deseaba y podía hacer, estuvo motivada y con momentos de alegría. Sacó de su interior sueños que tenía olvidados y pensó que podía ser el momento de convertir alguno de ellos en realidad.

Pero se dio cuenta de que no bastaba con tener sueños para ser feliz. Había que convertirlos en METAS para ser alcanzados, y esa era otra parte difícil que había que afrontar, ya que la presencia del miedo (en términos generales) era inherente: el miedo al fracaso, a no poder, a no creerse capaz...; el miedo le robaba la confianza haciendo que se olvidase de sus cualidades y capacidades, le robaba sus pensamientos positivos que le empujaban a avanzar, le robaba sus recuerdos de éxitos pasados, que le ayudaba a seguir dando pasos, y la dejaba anclada en su zona de confort.

Cuando nos basamos en el miedo actuamos para evitar que pase algo.

La vida es un continuo retar al miedo, es superar sentirnos vulnerables, con cada decisión que tomamos y con cada paso que damos, el miedo nos está mirando de frente. Todos los sueños vienen con retos (desafíos, obstáculos) para ser superados, y si queremos alcanzar nuestro sueño… tenemos que estar dispuestos a afrontarlos. No podremos lograr nuestros sueños hasta que no interioricemos y aceptemos que debemos asumir riesgos, y ello se consigue CREYENDO EN UNO MISMO. Teniendo CONFIANZA. Desechando aquellos PENSAMIENTOS NEGATIVOS que nos provoca el miedo (inconscientemente), y que atacan a nuestra autoestima cambiando nuestra actitud (forma en la que afrontamos las situaciones).

Y pensó, “HOY es un buen día, para decirle adiós a las excusas que me paralizan y salir a por lo que deseo. Yo tengo recursos y habilidades suficientes para ir tras mi sueño, y lo que no sepa afrontar, lo aprenderé. No estoy sola, voy acompañada”.

Así que dijo... ¡fuera los “no puedo”, adiós a “es  imposible”, basta ya a “no soy capaz de…”! y empezó a pensar y definir su sueño para convertirlo en un objetivo claro, se imaginó a ella misma alcanzándolo (lo visualizó), proporcionándole un gran empuje de motivación, trazó un plan a seguir, pensó qué debía hacer y cómo debía hacerlo, se marcó fechas, y se marcó pasitos que debía de dar de manera constante para no dejar de tener presente su meta (mantuvo el foco apuntando a su objetivo).

"Haz de los obstáculos, escalones para aquello que quieras alcanzar" Charles Chaplin 

Fue desechando poco a poco aquello que no le gustaba de sí misma, y de su entorno, dejó amistades negativas/tóxicas, y empezó a rodearse (poco a poco) de personas positivas que tenían planes y metas afines a las suyas, a las cuales le pudo pedir ayuda.

“El peor de todos los pasos es el primero. Cuando estamos listos para una decisión importante, todas las fuerzas se concentran para evitar que sigamos adelante. Ya estamos acostumbrados a esto. Es una vieja ley de la física: romper la inercia es difícil. Como no podemos cambiar la física, concentremos la energía extra y así conseguiremos dar el primer paso. Después el camino mismo ayuda.” Paulo Coelho

La felicidad no es una vida sin problemas, sino la fortaleza para superar los problemas que se presentan. Nuestra actitud es CLAVE  para lograr que nuestros sueños se conviertan una realidad con éxito.


Motivación, confianza y acción

La definición de su sueño en meta, le proporcionó una base de motivación, y la motivación contrarrestaba al miedo.

El Deseo firme de lograrlo, es lo que le proporcionaba motivación.
Creer en ella (para ello trabajó en conocerse más así misma) y que podía pensar y actuar de otra manera, es lo que le proporcionaba confianza.
Actuar le aseguraba que alcanzase su objetivo. Y a ello se puso…

Cambiar una situación implica entrar en acción, porque de otra manera el cambio se convierte en una simple ilusión.

Dar pasos hacia su meta no hacía que su camino fuese más seguro, pero sabía que si quería cambiar su situación debía caminar.

Un camino elegido está lleno de retos que superar (piedras, cuestas, curvas: miedos), pero por tanto, de nuevos aprendizajes que se van adquiriendo; pero también hay sorpresas, alegrías…, que proporcionan una carga de energía. 

Con cada paso dado, se daba cuenta de que ELLA era la pieza clave para hacer realidad su sueño. Ella y los pensamientos que tenía cada mañana que se levantaba; ella y su actitud; ella…, era quien tenía que alimentar diariamente su positivismo, ella era quien debía apartar sus miedos, ella era quien se tenía que animar con cada pequeño logro que conseguía, ella…ERA CLAVE. Su éxito dependía en gran parte de ella (de los pensamientos que creaba) y de lo que sentía dentro.

Nada ni nadie puede hacernos tanto daño como nuestros pensamientos. Nuestros pensamientos definen nuestra realidad.


Hacer cosas nuevas (enfrentarse a lo desconocido) requiere de entrenamiento para ir apartando al miedo. Para darnos cuenta de que tenemos herramientas propias (ya adquiridas por nuestras experiencias pasadas), suficientes para ir superando obstáculos. 

Las personas que persiguen sus sueños saben que para lograrlo tienen que romper con hábitos, enfrentarse a sus temores y hacer cosas que jamás pensaron que se atreverían a hacer.

"Una persona usualmente se convierte en aquello que cree que es. Si yo sigo diciéndome a mi mismo que no puedo hacer algo, es posible que yo termine siendo incapaz de hacerlo. Por el contrario si yo tengo la creencia que sí puedo hacerlo, con seguridad yo adquiriré la capacidad de realizarlo aunque no la haya tenido al principio". (Gandhi)

El camino hacia su meta no se produjo de manera lineal ni sostenida. A lo largo del trayecto hubo momentos más lentos, de parón, de tropiezos e incluso de retrocesos, cansándola y haciéndola en determinados momentos sentir ignorante, pero sabía nadar...Sabes nadar, que no te ahogue el cambio.

Tales sentimientos son parte del logro de un objetivo, y tenemos que tener ser conscientes de que aparecerán, para aceptarlos y que no sean un motivo para abandonar nuestro viaje. Lo mismo puede decirse de los sentimientos de “estupidez” e ignorancia, que casi siempre surgen. Debemos recordar esta verdad cuando nos embarquemos a emprender algo nuevo. 

Las diferentes situaciones (tanto positivas como negativas) que fue viviendo le iba proporcionando más recursos, y por tanto confianza para seguir afrontando lo que venía.

Cuanto más confiemos en nosotros y nos centrémonos en vivir el presente, (sea cual sea), de la mejor manera posible, más y mejor, se configuran los pilares de nuestro futuro.

Cuando nos encontremos en momentos difíciles es muy importante tener la certeza de que en algún momento pasarán para así coger fuerzas y continuar. ¡Si nos dejamos absorber por la dificultad y el dolor sin creer que todo pasará, sin duda perderemos cualquier ilusión por avanzar! Claro que tenemos que vivir y experimentar cada momento por doloroso que sea, pero siempre sabiendo que por mal que lo estemos pasando no durará para siempre, al menos con la misma intensidad.

A día de hoy la protagonista de esta historia es emprendedora de varios proyectos, y sobre todo...empresaria de su propia vida. 

Moraleja

Convivir con el cambio es un trabajo que dura toda la vida y nos hace sentir vulnerables y tiene como principal protagonista a uno mismo. Este principio también suele ser fuertemente resistido, ya que implica estar continuamente realizando esfuerzos.

“Si todos nosotros hiciéramos las cosas que somos capaces de hacer, nos asombraríamos a nosotros mismos.” Thomas Edison.

Recuerda que la vulnerabilidad y el miedo no es ser débil. Es riesgo emocional, sentirse expuesto, sentir incertidumbre.... Es el lugar donde nace el CAMBIO. 

Crear es hacer algo que antes nunca existió, y no hay nada más vulnerable que eso. La adaptabilidad al cambio tiene que ver con la vulnerabilidad. Es necesaria para aprender de las experiencias..., para desarrollarnos emocionalmente y personalmente.

Por eso si nos atrevemos a sacar el coraje que nos proporciona dicha vulnerabilidad, podremos encontrar nuestro "Lo Haré" (nuestro camino).

Es incómodo pero soy de la creencia de que PODEMOS como le ocurrió a la protagonista de esta historia ;-)

Os dejo este fantástico video de Brené Brow investigadora especialista en vulnerabilidad.





18 comentarios:

  1. Un fantástico artículo Fatima. Debemos actuar sin miedos para continuar con fuerza y decisión hacia nuestras metas, enfocados en ellas y no en las piedras del camino.
    Enhorabuena por tu blog, te deseo un gran éxito en este proyecto. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho de que te haya gustado el blog y sobre todo el post Roberto.

      Como bien dices...la clave para alcanzar nuestros metas es desechar el miedo y nosotros somos los principales protagonistas para ello.

      Gracias por tus palabras :-)

      Feliz miércoles!

      Eliminar
  2. Hola Fátima me gusta mucho este post, demostrando que ante la adversidad hay solución,no inmediata en la mayoria de los casos pero la hay.

    me quedo con cosas muy positivas,consejos,actos y recomendaciones que das,desechar pensamientos negativos,enfrentarse al miedo,rodearse de gente positiva
    crear un ambiente positivo,creer en uno mismo.

    Los pensamientos negativos restan energía,y hay que saber transformarlos para crear algo y los pensamientos,actitud vida,decisiones...sean positivos.

    El pasado no vuelve solo queda mirar para adelante y aprender las lecciones que nos han enseñado,hacer un replanteamiento vital, como bien dices los sueños convertirlos en metas alcanzables,a veces los obstáculos,nos sirven para aprender y reanudar la escalada con mas fuerza.

    Cuando no queda nada a que agarrarse es cuando solo queda tirar para adelante,lo peor que puede pasar es que tengas éxito....

    Gracias por compartir tanta sabiduría,ánimos y experiencias.

    Saludos. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy yo quien te da las gracias Javier por tu magnífica y maravillosa conclusión. Has extraído completamente la esencia del post y lo has transmitido de forma muy clara y concisa.

      GRACIAS! :-)

      Eliminar
  3. Fatima:

    Nunca hay fuerzas suficientes para levantar nuestra depresión después de un golpe directo sobre nosotros que nos arroja fuera de nuestra zona de confort.

    Saludos aplausos por tu post. (@truelieshevens)twitter

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Roberto! Me alegra que te haya gustado mi post, y gracias por compartir tus palabras en este espacio.

      Buen miércoles!

      Eliminar
  4. ¡¡Hola guapísima!! Tras leerte es lo que me apetece decir. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Hola Fátima!
    Creo conocer a la protagonista de esa historia y estoy muy orgulloso de tenerle como amiga.
    Muchísimas Gracias por tus post, elaborados, trabajados y que sin duda dejan huella...!

    Salud, Ilusión y Éxitos.
    Guillermo R.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Guillermo!!

      Claro que conoces a la protagonista. No hay reparo alguno en decir que soy yo misma :-) Pero he querido contar mi historia en tercera persona por el formato de "fábula".

      Gracias a ti por acompañarme y por leer mis post.

      Te deseo todo lo mejor! :-)

      Eliminar
  6. Madre mia Fátima!!! con todo mi cariño es impresionante leer tus artículos. Me he quedado sin aire, sin habla, medio oprimida ó melancólica.
    La timidez, el miedo, la fragilidad se apoderan de los pensamientos fortuitos, nos convierten en seres artificiales, presas de liberar nuestros sentimientos; Corre plenamente con espíritu de vulnerabilidad y adelantar a los miedos con valentía.
    ¡¡¡Lo que se sufre!!! Esconderse detrás de los escenarios por la vergüenza de prohibirse descubrir un gran personaje.

    Gracias por tus palabras¡¡¡Un abrazo grande!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si se sufre mi estimada Nube!, pero...debemos acordarnos de que nosotros mismos somos la clave de la adivinanza :-)

      Gracias a ti siempre por tus comentarios tan enriquecedores.

      Un gran abrazo!

      Eliminar
  7. Descubrí hace poco a Brene Brown. Has descrito en esta fábula que nos regalas muy bien todo su mensaje. Hoy, exactamente hoy le pondría nombre y apellidos a esa persona de la que hablas, pero ésta aún no despegó. Comprender el valor de la perseverancia tras el "No" del último intento viene un poco después de su dolorosa digestión.
    Un saludo. Feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este caso la "fabula" es la que me ha dado pie a buscar un especialista que tratase este tema, y quien mejor que Brene.

      La fábula está basada en mi historia personal, pero me decidi a contarla en tercera persona, para que cualquier persona que pasase lo mismo que yo, o lo esté pasando, pueda leer que se puede salir. Que cuesta mucho, Sí, pero somos mas fuertes de lo que creemos.

      Gracias por regalarnos tus palabras Adela. :-)

      Un gran saludo

      Eliminar
  8. Hola Fátima.

    Me gusta bastante por la forma positivista que transmite en estés tiempos difíciles.
    Una buena entrada.

    SALUDOS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh! Muchas gracias Jorge por tus consideraciones. Hace un tiempo no era capaz de poder actuar y sentir de forma más positiva, pero las circunstancias me hicieron ver que yo era la clave de cómo percibir mi entorno.

      Por eso intento cada día visualizar las cosas de la forma más positiva posible (dentro de sus particularidades).

      Gracias por compartir tus palabras.

      Un saludo!

      Eliminar
  9. Muy inspirador Fátima, me he visto reflejado con la historia que expones. Esos miedos y limitaciones que nos auto imponemos. Esa tozudez de querer que las cosas sean siempre igual y predecibles.

    Pero, cuando decides abrirte al cambio (ya que al final es una decisión), aprendes a convivir con él, y sacar lo mejor en cada momento. A creer más en ti mismo y ser el escritor de tu propia novela. Sólo así la vida empieza a tener un gran significado.

    Me alegro de que tus proyectos hayan ido hacia adelante y a mejor día tras días. No hace mucho que te he descubierto, Te seguiré de cerca, un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Alberto por todas y cada una de tus palabras. Me ha encantado leerte :-)

      Ciertamente como bien dices depende completamente de nosotros decidir abrirnos al cambio y confiar en nuestras capacidades y/o habilidades para conseguir nuestros sueños.

      Me alegra que te guste mi post.

      Seguimos en contacto.

      Un gran saludo y gracias :-)

      Eliminar

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal