Construye una mente feliz

¿Cuándo?

Esta claro el cuando, ahora es el momento adecuado para empezar a construirnos una mente feliz. El presente. 

¿Para que?

Para responder a esa pregunta suelo acordarme de la siguiente frase que dice “invierte en aquello que un naufragio no te pueda arrebatar” Anónimo. Para mi es invertir en ser feliz, en tener una mente feliz.




Una vez escuché decir a uno de mis profesores (psicólogo y coach) que… “faltan mentes felices capaces de hacer un análisis tan sencillo como el de, si yo estoy bien, todo lo que me rodea está bien”.

Según Elaine Fox (directora del Departamento de Psicología y del Centro de Ciencias del cerebro de la Universidad de Essex) podemos alcanzar a tener una mente feliz, desarrollando nuestra actitud optimista y trabajando nuestros pensamientos, hacia pensamientos positivos pero realistas.

Como vimos en el post "Elige tus pensamientos" las personas con más propensión a tener pensamientos negativos, les atrae más la información negativa que la positiva. El problema es que esto ocurre de manera inconsciente, y la gente optimista tienden a mantener más vínculos con las cosas que inducen placer y evitan lo negativo.

El optimismo se refiere mucho más a la acción que al pensamiento. Es decir, los beneficios del optimismo provienen de las acciones de lo que se hace, pero hay que recordar que las acciones provienen de los pensamientos. El optimismo se caracteriza (entre otras cosas) por un sentimiento de control de la propia vida.

“Las personas optimistas tardan el doble de tiempo en tirar la toalla que los pesimistas. Y los estudios también demuestran que las personas optimistas logran más éxito en la vida y en los negocios” Elaine Fox

Las raíces del pesimismo están en el sistema del miedo, y las raíces del optimismo, en el del placer. Debemos mantener un equilibrio entre ambos; se trata de llegar a un optimismo realista. Pensar: “Hay cosas que pueden salir mal, pero yo podré superarlas”.

La buena noticia es que nuestros circuitos neuronales son los más plásticos del cerebro humano, pudiendo cambiar las formas de ver las situaciones y por tanto de afrontarlas.

¿Cómo?

1. Enfócate en el ahora
Por lo que parece, a nuestra mente le cuesta estar en el momento presente, y suelen asaltarnos pensamientos del pasado y del futuro. Tu pasado es un pensamiento de lo que te aconteció, y tu futuro es un pensamiento imaginario, y es importante pensarlos lo mas conscientemente posible.

Mark Twain dijo: "En mi vida he pasado a través de cosas terribles, algunas de las cuales sí sucedieron". En determinadas ocasiones hacemos que los problemas parezcan más grandes de lo que realmente son a causa de nuestra tendencia a tener pensamientos negativos (inconscientemente).  Así que "Basta ya de terribilis".

Enfocarnos en el presente, minimiza las preocupaciones y nuestros miedos sobre lo que podría fallar, que usualmente conlleva a tener emociones y pensamientos negativos.

Las personas más felices son las que han comprendido que la vida no es más que una sucesión de momentos presentes que hay que vivir, uno tras otro.

2. Implícate en la vida.
La felicidad no depende solamente del dinero que se gana, o de los elementos materiales que tengamos, sino como elemento principal, de estar contento con lo que se hace, con lo que se va teniendo. Apreciar y darle valor a lo que tenemos (tangible e intangible). Comprometernos.

3. Usa un lenguaje positivo
Cada vez más, con más frecuencia, nos estamos quejando y/o buscando excusas.
Pero debemos recordarnos, que nuestras palabras están conformadas por nuestros pensamientos…así que… “Cuando empecemos a reemplazar nuestros pensamientos negativos por positivos, empezaremos  a ver más resultados positivos” Willie Nelson

Por eso es tan importante hacer un esfuerzo en comprometernos con nosotros mismos, por crear pensamientos positivos y crear un hábito (practica diariamente, es la clave).

4. Acepta que no todo es perfecto
La felicidad no es la ausencia de problemas.

Ser positivos no significa pensar que todo es perfecto, que las situaciones son ideales y que no habrá obstáculos. Es importante aceptar que las cosas no siempre ocurrirán como las esperamos. En ciertas ocasiones nos encontraremos frente a situaciones que se escapan a nuestro control, y en vez de gastar energía con pensamientos que nos generan emociones negativas es mejor aceptar que las cosas no salieron como queríamos y analizar qué podemos hacer para cambiarlas y/o mejorarlas.
La felicidad no es una meta, es el camino, y es la actitud que tengamos al andar ese camino, es la aceptación del camino, es andarlo con espíritu aventurero y curioso,

Tadeus Golas dijo “cuando aprendas a amar el infierno estarás en el cielo”, por tanto, hagámonos el favor de vivir lo que nos toca, con aceptación, seguridad y confianza. Recuerda que con cada paso que damos en nuestro camino, éste nos aporta (aparte de confusión, dolor, tristeza..., en los momentos malos, también momentos buenos), la sabiduría y el conocimiento que necesitamos para llegar a nuestra meta.

5. Acércate a gente positiva
Tendemos a parecernos a la gente que nos rodea. Cuanto más tiempo pases con gente que tenga una actitud mental positiva, tus pensamientos y tus comportamientos serán también más positivos.

6. Se más humilde
"La humildad es fundamental para ser felices, pues sin ella todo se nos hace insuficiente e injusto con respecto a nosotros mismos, la vida se convierte en un tormento insufrible para los soberbios. Pero no es que sirva como un medio, sino que la humildad vale debido a que posee una belleza inmensa". Javier Barraca

7. Sé más agradecido. Aprecia lo que tienes. Dale valor
Sinceramente dedicarnos un poco de tiempo al día a pensar en las cosas positivas que nos han ocurrido, los pequeños logros que hemos alcanzado y las cosas (tangible e inmateriales) por las que agradecidos nos ayudará a recodar y a tener más presente todo lo bueno que tenemos y nos ayuda a mantener el enfoque positivo en cada situación.

La memoria de las personas es muy sesgada: una persona más pesimista recuerda con más facilidad lo negativo que lo positivo, de modo que si escribe las cosas no tan malas, irá descubriendo que sus días son mucho más benévolos de lo que pensaba.

Hay un libro que os recomiendo: "Vivir feliz" de Richard Carlson 

El cual cuenta que si queremos cambiar el sentido de nuestra vida debemos comenzar por ver las cosas con un sentido más positivo. La vida es compleja e impredecible. Muchas de las situaciones que afrontamos se convierten en reto, porque ponen a prueba la voluntad de superar los problemas. También Carlson expone en el libro que para enfrentar las dificultades habrá de estructurarse un pensamiento que permita vislumbrar las soluciones por caminos que a corto, mediano o largo plazo no se saturen de negatividad. Esta energía entorpece la razón y no deja ver las mejores alternativas. Toda persona busca y necesita la felicidad, pero ese principio de vida no es abstracto; sólo la alcanzaremos si aprendemos a despejar con positivismo todas las variables.

Os comparto un video de Matthieu Ricard (bioquímico convertido en monje budista ) donde plantea la cuestión de ¿Qué es la felicidad y cómo podemos obtenerla? y nos comenta que podemos entrenar nuestras mentes en hábitos de bienestar que generan una verdadera sensación de serenidad y realización.






14 comentarios:

  1. Buena entrada fátima. Te añado a mi blogroll.

    nos vamos leyendo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias José Miguel por tus consideraciones! :-)

      Un gran saludo

      Eliminar
  2. Grandes verdades,tan simples,que por estar complicando las cosas siempre perdemos de vista,por ver los árboles no vemos el bosque.

    Esta claro hay que trabajar lo positivo y alejar las nubes negras desde el momento actual.

    Como semanalmente muy buen post :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como bien dices Javier, es muy importante alejar de nuestra mente aquellos pensamientos negativos y sobre todo simplificar nuestra vida :-) Por eso escribí dos post con dichos títulos.

      Te agradezco tus consideraciones y sobre todo gracias por tu comentario :-)

      Un gran saludo!

      Eliminar
  3. Muy buenos consejos Fátima. Creo que es importante hacer hincapié en que aunque tenemos una tendencia a lo negativo que conviene superar eso no puede significar el eliminar todo lo negativo. Ha de haber más pensamientos positivos que negativos , pero los negativos a veces nos ayudan a ver la realidad. El optimismo como tú dices ha de ser realista.
    La presencia es un elemento esencial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo contigo Ivan! Los pensamientos negativos nos hacen mantener los pies en la tierra. Como todo, la clave está en encontrar la justa medida, y como suelo decir..., "la de cada uno", para que los pensamientos negativos no nos ahoguen y los positivos no nos hagan ser tan positivos que nos alejemos de la realidad.

      Gracias por tu gran puntualización.

      Un saludo Ivan! :-)

      Eliminar
  4. Gracias Fatima. En suma, se trata de que nuestros pensamientos produzcan acciones que hagan nuestra vida, aquí y ahora, más feliz y placentera. ¡Muy bueno!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más claro y mejor resumido imposible!!

      Gracias por compartirlo con nosotros Rafael :-)

      Un saludo!

      Eliminar
  5. SANTIAGO LÓPEZ FRUTOS24 de julio de 2013, 14:38

    Vaya, pensamiento tibetano, los medalla de oro en inteligencia emocional. Supongo que es así porque no están bombardeados con la necesidad occidental de lo material (compra, compra compra o no serás feliz) ellos se miden con otra vara ¡qué gusto!.
    Que gran verdad, muchas veces nuestra mente se pasa el día en el pasado o en el futuro dejando de lado la atención que merece nuestro presente. Muchas veces una "biliática" trivialidad nos mantiene presos en su amargura magnificando lo intrascendental a la par que minimizamos la importancia que tiene nuestro tiempo. Para corregir ese mal camino neuronal hemos de hacernos fuertes en conceptos como ( y esta vez tiro de nuestro rico refranero español) "agua pasada no mueve molino" será así como iremos haciendo camino neuronal positivo. Cosa que como todo lo que vale la pena no es fácil.Pasito a pasito.
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que gusto es leer siempre tus aportaciones Santiago! Me encantan ;-) ciertamente este post está basado en el pensamiento tibetano en pro de la importancia como bien dices de centrarnos en los pasitos que demos AHORA y en el disfrute de dicho caminar, que dura toda nuestra vida.

      GRACIAS MIL!!

      Un gran saludo

      Eliminar
  6. Gran post Fatima.

    Es muy interesante que no se escape el momento de disfrutar en la felicidad!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu lo has dicho Jonathan!! Que no se nos escape :-)

      Un saludo

      Eliminar
  7. Excelente contenido y excelente diseño el de tu blog. Desde ya puedes contarme entre tus asiduos lectores.
    Muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por todas tus consideraciones PRroi!! :-) :-)

      el diseño y la programación (a medida) me lo ha hecho la empresa con la que suelo colaborar en temas de MK y Com Didital, se llama Intelligenia, y son especialistas en Alta Tecnología Web (Negocio Online, Web Móvil, Desarrollo a medida... y un largo etcétera) desde hace más de 7 años.

      Gracias a ti y un saludo :-)

      Eliminar

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal