Descubre tu Propósito de vida: Tu Para Qué

Prácticamente casi todas las personas del mundo nos hemos hecho en alguna ocasión las siguientes cuestiones: ¿Quién soy? ¿Qué es lo que hago aquí? ¿A dónde voy?... Y estas preguntas se pueden resumir (a grandes rasgos, ya que no voy a entrar en análisis filosóficos) en una:

¿Para qué estoy aquí?, es decir: ¿Cuál es el propósito de mi vida?

Propósito es el fin ultimo que tiene aquello que hacemos. 
Todas y cada una de las acciones y tareas que realizamos (misión) tienen un sentido y persiguen un objetivo más allá de la mera realización de la tarea X o Y. Gran parte de nuestras conductas están relacionadas con nuestro propósito.

Propósito de vidaes estar aquí plenamente, alinearnos con este momento, y darnos cuenta de que lo que somos, es lo que debemos ser, y cualquier cosa que estemos haciendo en el “ahora”, es lo que debemos y queremos hacer.



Cuando hablamos con otras personas y preguntamos (o nos preguntan) cual es su propósito en la vida, es habitual que respondan (respondamos) exponiendo sus (nuestras) metas/objetivos. Solemos confundirnos (generalizo) creyendo que el propósito de nuestra vida son las metas y objetivos que nos planteamos, pero nos equivocarnos, ya que realmente son aspiraciones, y no nuestro propósito.

Si conociéramos nuestro propósito, “El fin último al que aspiramos”,  entonces estaríamos disfrutando plenamente de la vida. 

Tenemos la necesidad de realizarnos, de alcanzar logros y obtener éxito, pero en ciertas ocasiones, por mucho que hagamos, trabajemos, estudiemos, leamos, interaccionemos con otras personas… ¿no has tenido alguna vez la sensación de que algo te falta? Es una mezcla de vacío y anhelo que nos hace sentir incompletos, y que la felicidad se nos escapa.

Realmente conocer/identificar nuestro propósito en la vida, nos empuja a cumplir nuestras metas (personales y/o profesionales) y nos ayuda a ser más felices. 

"El secreto de la existencia humana no sólo esta en vivir, sino también en saber para qué se vive" Fiódor Dostoyevski

Por tanto, un propósito no es un punto al cual llegar. Un propósito es el camino que quieres andar, es algo que se desarrolla. Es algo vivo, que si lo descuidamos se muere.

Cual es “MI” propósito 

La respuesta más sencilla la expuso el Dr.Wayne Dyer, en un película titulada "The Shift" o "El Cambio" (enlace con la película completa) donde expone que "El auténtico objetivo de la vida es encontrar la felicidad, y llegar hasta un lugar en el que no estés siempre intentando llegar a otro sitio".

Todos somos diferentes y, por tanto, todos tenemos distintas prioridades, sueños, objetivos y propósitos… Pero en realidad, prácticamente todas las personas aspiramos a lo mismo: A alcanzar la FELICIDAD.

Básicamente, el propósito de nuestra vida es ser felices; llegar a alcanzar un estilo de vida que nos aporte felicidad; hacer aquellas cosas que nos hagan sentir felices, plenos. Pero en términos generales es difícil identificar el propósito de nuestra vida, identificar “ESO” que realmente nos hace y nos hará felices.

Las personas pueden encontrar su propósito con edades muy tempranas o ya siendo adultas, viendo un programa de televisión, una película, haciendo un viaje…; activándose un resorte dentro de ellas, donde salta el pensamiento “yo quiero ser X en mi vida” “Yo quiero hacer X en mi vida” (aparece la IDENTIDAD en mayúsculas), que las hace tener una fijación (un gran sueño), y les activa a ponerse en acción (les empuja a recorrer su camino), y a superar los miedos y afrontarlos más fácilmente, porque el hecho de desarrollar su propósito es lo que les aporta una gran felicidad.

Cómo descubrir tu propósito de vida

“Siempre he sabido que mi vida tiene un propósito. Solo espero descubrirlo antes de que se me acabe” Anónimo

Todos hemos nacido con la/s capacidad/des y habilidad/des para “aportar” en cierto tipo de ámbitos. Ser conscientes de ella/s nos acerca a sentir, descubrir, visualizar…nuestro propósito de vida. Aquello que puedemos aportar y contribuir en este mundo. Así que, rompe tus limitaciones (mentales). Cree y confía en tí. 

Si sabes cual es tu propósito de vida: ¡Enhorabuena! eres una persona feliz a pesar de la adversidad, pero si todavía no has encontrado tu propósito, te ayudará para empezar, tener en cuenta estos 7 pasos:

1. Se honesto. La triste verdad es que la mayoría de las personas (generalizando) no encuentran el propósito de su vida, por el hecho de que están viviendo la vida de otra persona y por otra persona. no quiero decir que empecemos a ser siempre egoístas, pero...sí que nos tengamos más en cuenta. ¿Estas haciendo lo que realmente quieres hacer, o lo que crees que es mejor hacer? 

Empieza por distinguir (averiguar momentos) lo que verdaderamente TU quieres (Los estados de Flow de Mihaly Csikszentmihalyi : momentos en los que uno se siente poseído por un profundo sentimiento de gozo, de absorción), no lo que otras personas quieren que hagas. La vida es demasiado corta para estar haciendo algo que no deseas hacer.

Te puede ayudar preguntarte…¿Qué cosas hago, que cuando las realizo me hacen sentir bien? ¿Qué te encanta hacer (y en tu tiempo libre)? ¿Sobre qué me “apasiona” hablar? ¿y/o aprender?

La felicidad es resultante de hacer lo que te gusta (y aporte a los demás) y de esforzarte porque así lo decidiste, no porque es una obligación.

2. Visualiza. Primero, debes visualizar la situación ideal para tu vida. Desarrolla en tu mente la imagen de cómo quieres vivir (hay que ser realista), dónde quieres estar, qué cosas quieres hacer. Visualizar (imagen) la situación ideal de tu vida, es descubrir qué es lo que realmente te aporta alegría y felicidad en lo que estas imaginando. Puedes preguntarte…¿Qué es lo que hago bien?

3. Intuición. Escucha tu voz interior, te guiará en la obtención de tu respuesta.
Muchas de las respuestas a diversas cuestiones de la vida, están dentro de nosotros, pero debemos aprender a escucharnos. Tu voz interior (tu intuición) se comunica contigo constantemente. No hay soluciones externas, todas son internas.

4. Nutre tu mente, cuerpo y tu alma. Ver programas o documentales de lo que te apasione. Leer libros o revistas nos ayudan a ser más creativos y estar más inspirados. También es importante hacer ejercicio. Según la Dra. Samar Yorde las endorfinas son las hormonas de la felicidad y responsables de los estados de alegría. Al hacer actividad física, el cuerpo segrega endorfinas o sea, alegría.

5. Mantente alerta a señales. Las ideas vienen de muchas fuentes. Tener activados nuestros sentidos a nuestros entorno nos proporciona un gran radar. Estate un poco más pendiente de ti y de tu entorno.

6. Analiza los momentos difíciles por los que has pasado (sin anclarte en el pasado). Todos los momentos difíciles de nuestra vida nos han estado aportando información sobre nuestro propósito. Vivir momentos de dificultad hace que tomemos conciencia de ellos y activemos recursos internos para obtener soluciones creativas y salir airosos de ellos.
Aunque no lo creamos, o en esa situación no lo veamos, son en esos momentos donde más podemos estar conectados con la vida y por lo tanto, con nuestro propósito.

7. Rodéate de personas/amistades afines y aléjate de las negativas. Encontrar personas y/o amistades que sean afines a aquello que nos hace sentir bien, hace que nos mantengamos motivados, y nos aportan información valiosa que podremos utilizar para descubrir y vislumbrar nuestro Propósito. Para ser más feliz hay que tener amigos/as. 

Puede que no sea fácil: Cultiva el optimismo

Ir en pos de nuestro propósito no nos garantiza que el camino sea fácil: la vida es y será un desafío constante. Debemos ser muy conscientes de que cuando empezamos la búsqueda de nuestro propósito en la vida, vamos a pasar por situaciones confusas, desconocidas, inciertas, que vamos a tener que aprender a manejar, tendremos que dar pasos ante la adversidad, pero al emprender este viaje nos embarcamos en otro interior que nos hará crecer y desarrollarnos aún más, dándonos la oportunidad de saber quién somo en realidad. Se trata de un aprendizaje que vamos a tener que adquirir para poder tener una vida con propósito. Así que...cultiva el Optimismo. 

Si las respuestas no vienen a ti, ve a por ellas. Para conseguir algo es importante partir por el final (visualizarnos realizando nuestro PARA QUÉ) imaginarnos construyendo y realizando el camino (misión y visión).
  • Misión: Son aquellas acciones (pasos que debemos realizar) que forman parte del propósito que nos marcamos. Son los QUE (qué voy a hacer).
  • Visión: Vernos a nosotros mismos realizando las acciones. Son la sucesión de imágenes que tenemos que imaginar, pensar, sobre nosotros mismos realizando los QUÉ. Son los CÓMO (cómo lo voy a hacer).
Cuando descubras cual es tu propósito de vida, conocerás cuales son tus capacidades y energías más poderosas y a la inversa.

¿Empezamos hoy mismo a vivir la vida con propósito? Demos sentido a nuestra vida





25 comentarios:

  1. Hola Fátima

    Conocer todas estas cosas,leer sobre ello,saber la teoría y la técnica ayuda a conseguir los objetivos,pero si no se practica,la teoría queda en eso,en teoría.

    Hablare de mi(es lo que mejor se me da)he leído a propósito del tema y mucho(el poder del ahora,libros de dyer..e incluso filosofía oriental) la teoría la conozco,la práctica,desgraciadamente no.

    El peor de los casos es cuando creyendo saber como, te sientes frustrado,derrotado,agotado,por que no sabes donde vas,no dilucidas lo que quieres y muchas veces terminas viviendo la vida de otros...por sencillez?por comodidad? por debilidad?

    Creo hay un previo a seguir a todos los pasos que describes,para ponerlos en práctica y es autoestima,desapego y saber que nadie ni nada va a traerte la felicidad,que esta en tu interior y eres tu quien ha de buscarla....

    Como siempre Fátima me gusta mucho el post y creo que podría estar escribiendo y soltando rollo durante horas y folios :)

    Interesante tema,espero que ayude a mucha gente :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Javier!

      Sabes que me encantan siempre tus aportaciones :-)

      Como expongo en la última parte del post debemos ser muy conscientes de que cuando empezamos la búsqueda de nuestro propósito en la vida, vamos a pasar por situaciones confusas, desconocidas, inciertas, que vamos a tener que aprender a manejar, tendremos que dar pasos ante la adversidad...

      Sobre todo como bien has indicado, nos podremos sentir confusos, derrotados, y a causa de ello hay altas probabilidades de dejarnos, de abandonar...

      Pero hay una clave que suele servir (generalizando), y es tener en cuenta dichos pasos, interiorizarlos (que se queden dentro de nosotros) y aunque suene raro...olvidarnos un poco del tema, relajar nuestra mente, y seguir con nuestro día a día, porque como también expongo en el post, descubrir nuestro Propósito suele venir de manera inesperada (para nosotros pero no para nuestro subconsciente), y lo que también nos ayuda como bien dices es el desapego, sumado con una actitud positiva y optimista :-)

      Gracias por tu tiempo y tu interés Javier :-)

      Eliminar
  2. Fantástico otra vez Fátima!
    Me ha cautivado muchísimo el video: "mi propósito primario es estar donde estoy completamente" G E N I A L !!!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. GRACIAS Javier!! Me has sacado una sonrisa :-))

      Me alegra que te haya gustado

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Muchas gracias Miguel! :-)

      Un saludo y buen miércoles!

      Eliminar
  4. Que buen artículo Fátima, me encanta leerte. Estoy de acuerdo que primero hay que saber la teoría. Pero claro! como comenta Javier y la práctica? Eso es lo que nos falta a muchos..(aunque yo intento trabajar en esa práctica todos los días. Sabemos mucho de teoría pero cuando tenemos que aplicar no sabemos por donde empezar. Todos debemos trabajar en nuestro yo, conocernos primeramente para saber que es lo que queremos. Y no complicarnos tanto la vida!!. Siempre estamos pensando en todo, en problemas sobre todo, como dice en el vídeo el señor Tolle, los pensamientos negativos siempre se nos quedan mas tiempo que los positivos.. pero si todos empezásemos a dejar todo eso a un lado y preocuparnos de encontrar nuestra felicidad, ya sabremos aplicar la teoría.. va saliendo solo. No hay que ser dioses ni gente tan cualificada para encontrar nuestra felicidad. Que manía tenemos las personas con ser unas infelices ehh!! Pero lo mas preocupante es que algunas se empeñan en hacer infelices a las de su alrededor. Un saludo y gracias de nuevo por seguir mi blog es un verdadero placer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La propia vida tanto con sus experiencias positivas como con las negativas, nos va proporcionando mucha más experiencia de la que creemos. Por ello es muy importante Conocernos bien, Saber quienes somos, conocer bien nuestros valores, principios, creencias, aptitudes… (pirámide neurológica de Dilt) y como bien dices Ana, Trabajar y desarrollar nuestra persona:

      SABER: Conocer
      SABER SER: Inteligencia Emocional (Actitudes). Son las formas con las que afrontamos las situaciones.
      SABER HACER: Inteligencia Racional (Aptitudes). Son las habilidades y destrezas que poseemos.

      Cuanto más nos conozcamos, más fácil será percibir las señales de nuestro entorno (con el que interactuamos diariamente) y como también dices, nos ayudará a complicarnos menos la vida. Simplificaremos nuestra vida: http://blog.fatimabril.es/2013/05/simplifica-tu-vida.html#.Ua92_mRddEo

      Es cierto que siempre en nuestro entorno habrá personas “Toxicas” que interfieren e interferirán en nuestro estado, pero cuanto más nos conozcamos, más seremos conscientes de nuestras capacidades y herramientas para lidiar con ellas.

      Un gran saludo Ana y gracias por compartir :-)

      Eliminar
  5. Una pasada de artículo de nuevo!!! Creo que es un tema realmente complicado. Uno se pone a hacer cosas en la vida esperando no sé qué... estudias durante toda tú vida esperando no sé qué recompensa, trabajas, lees, sales... esperando recoger algo que nunca llega. Intentas complacer a los demás, pero no es tú placer, con lo cual te frustras más y más... en fin, a veces pienso que existe una especie de química entre las personas que nos une o separa. Intentas dar lo mejor de tí y sin embargo nunca llegas a conseguir o a saber lo que buscas o donde está; Aunque, yo sí comparto que lo más importante es aprender, estar con gente que te aporte felicidad y hacer deporte.
    Pero sigo pensando, que, existe un sueño para cada felicidad.

    Un beso fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu has dado en una clave que suele aparecer en este tema: LA ESPERA

      En ciertas ocasiones Nube, el problema está en que esperamos algo a cambio de lo que hacemos.

      No tengo datos numéricos, pero recuerdo haber leído un estudio donde se exponía que en un alto porcentaje, las personas "encontraban su propósito" tras simples acciones cotidianas como ver la TV, una película, leer un libro o ver algún acontecimiento en la calle; y otro porcentaje también bastante elevado, lo descubrían tras haber pasado (vivido) por cierto momento de cambio inesperado (ya sea positivo o negativo).

      Es cierto que tener en mente los puntos expuesto en el post, ayuda a que el subconsciente esté alerta a las señales que nos rodean para que así nos ayude a que se nos active nuestro Para qué.

      Gracias por estar ahí mi estimada Nube!

      Un abrazo

      Eliminar
  6. Buenos días.
    Lamento disentir con el Dr.Wayne Dyer. El lugar que nos propone es la muerte, ya sea intelectual o física.
    ¿Cómo es posible plantearse como meta o fin último de tu desarrollo personal, la felicidad propia? Es más, en una época como la que nos toca vivir, ¿qué es la felicidad? ¿Un estado en el que "yo" me encuentro bien y no tengo necesidad de moverme de él? Me parece tremendamente egoista qué sólo en presencia de "mi felicidad" pueda ser útil a los demás y aportar a su desarrollo. Cuando, y es una visión tremendamente personal, es justo al contrario: aún en las mayores adversidades, la colaboración con los demás, es lo que te hace mejor persona. Cosa que por otra parte es lo que creo que debemos de procurar. Crecer como individuos, de forma que la colectividad crezca igualmente.
    Perdonad el discurso. Gracias Fátima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para nada lamentes disentir José Javier, todo lo contrario ☺, en este espacio aparte de permitido, es muy necesario, y creo que no has disentido, sino que has aportado mucho.

      Ciertamente la frase del Dr. Wayne Dyer puede dar lugar a un interesante debate, pero la he incluido en mi post, no por el significado que expone si la tenemos en cuenta tal cual su literalidad, sino por el transfordo que contiene.

      Para mi ( y es sólo mi humilde opinión) el haber encontrado mi propósito de vida, me ayudó, y me hace ver las cosas de manera diferente. Me hizo poner el foco hacia delante (antes lo tenía directamente mirando hacia mi cara) y su conocimiento me hace sentir feliz y creo que es importante intentar ser feliz hasta que llegue mi fin.

      Eso no quiere decir, que por creer haber encontrado mi Para Qué, ya me vaya a quedar parada y/o que mi evolución esté terminada, y/o que no tenga momentos donde aparezcan sentimientos de tristeza, desasosiego, desesperanza… Todo lo contrario. Conocer cual es mi sentido en la vida, me ayuda a movilizarme y seguir caminando (hacia dicho propósito) aunque me falten las fuerzas, y cuando caigo, hace que esté menos tiempo en el suelo regocijándome de mi dolor. Cuando fracaso y me viene a la cabeza mi propósito (la fuerza y la importancia de los pensamientos) me da un aliento de motivación y me centro en el aprendizaje adquirido. Incluso puedo llegar a decir (y solo hablo de mi caso personal) que saber quien soy y qué hago aquí me ha dulcificado mi carácter y mejorado mis interacciones sociales, pero como también comento en el post, al igual que nosotros vivimos día a día, hay que nutrirla, y eso conlleva más movimiento, desarrollo, aprendizaje. Esto es contínuo.

      El Dr. Robert Holden, cuenta en un trabajo que realizó sobre la felicidad y el bienestar, que nuestro propósito no sólo se trata de uno mismo, como bien dices, eso sería muy egoísta, sino que incide y/o influye en la familia, amigos y en última instancia a toda la humanidad. Sabiendo esto, ayuda a abrirse a la inspiración y la ayuda y colaboración de/con otras personas.

      Por supuesto nuestro final último es la muerte, pero no es un par qué, ya que este es el camino con sentido.

      El no saber ¿qué hago yo aquí? Puede llegar a hacer sentir a ciertas personas que andan y andan sin rumbo y eso llega a cansar, desmotivar…e incluso tirar la toalla. Pero no somos el capitán Jack Sparrow de la película “Piratas del Caribe”, que como buen personaje de ficción, aunque su brújula no le indicase ningún rumbo…el siempre llegaba a algún puerto.

      He disfrutado mucho con "Tu discurso" ;-)

      Un gran saludo!

      Eliminar
  7. ¡¡Hola!! Fátima propone ver documentales o leer sobre aquello que te apasiona, a mi me apasiona todo lo referente a naturaleza y evolución de las especies ¿Que me ha enseñado? No os ofendáis, he llegado a la conclusión de que "somos un error evolutivo" Ninguna especie, salvo la humana, se plantea el futuro más allá de resolver lo inmediato, viven en alerta pero si miedo, no se plantean absolutamente nada, buscan la solución sin miedo al fracaso y aceptando el error como parte del proceso ¿Por qué esa diferencia? La evolución nos ha dotado a los humanos de una "herramienta" potentísima a la que tratamos sin respeto y que no sabemos manejar y no me refiero a la capacidad de hacer puentes, me refiero a las emociones. Se trata de perder el miedo a vivir y compartirlo con quien lo quiera escuchar ¿Pensar en el futuro? ¡Pues claro! Pero sin que nos consuma el presente. Sed felices ¡Gracias Fátima!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. GRACIAS GUSTAVO!!

      Me ha encantado tu aportación. Ciertamente coincido contigo en que desconocemos (generalizo) el poder (tanto positivo como negativo) de nuestras emociones. Y la cave estaría en "Educar en emociones" desde pequeños. Inteligencia Emocional...una de mis pasiones :-)

      Gracias a tí por evidenciar una de las claves del desarrollo personal

      Un gran saludo

      Eliminar
    2. ¡¡Me alegra que te guste!! Tengo dos hijas, de 21 y 18, he ido contra corriente para poder educarlas con Inteligencia Emocional, hay que asumir algunos riesgos pero el resultado... es... ¡¡Brutal!! Por cierto, te sigo. Saludos

      Eliminar
    3. Me encanta encontrar personas como tu Gustavo que valoran la importancia de educar en Emociones :-) Como bien dices..., todo cuesta esfuerzo, pero la recompensa es un grato regalo!

      Gracias por acompañarme.

      Un gran saludo y espero que tengas un buen fin de semana :-)

      Eliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  9. Muy, muy interesante blog, y también sumamente interesantes las aportaciones y comentarios de los anteriores participantes.
    Me uno a la reflexión aportando alguna entrada de mi blog sobre estas mismas ideas:
    http://libreoyente.wordpress.com/2013/05/09/la-vida-en-dos-planos-i/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus consideraciones! Me alegra que te guste mi blog y su contenido.

      Me ha gustado tu post, sobre todo, el planteamiento de las cuestiones iniciales: Si me olvidé de vivir, ¿ahora qué?. ¿Voy a dejarme así o voy a hacer algo?. Y en este último caso, ¿qué voy a hacer?.

      Ciertamente es un Estimulante reto!! Para algunas personas, para otras personas, por su estado emocional y por su trayectoria y experiencia pasada puede llegar a ser un shock. Que se puede salir de dicho estado? Sí!! Pero como siempre, para unas personas será más fácil que para otras. Lo importante es "Despertar".

      Gracias por tu aportación! Nos leemos :-)

      Un saludo

      Eliminar
  10. Hola Fátima, me ha gustado tu artículo.
    Sobre todo porque tal y como lo interpreto deja las riendas de la vida a uno mismo y, eso actualmente, es una bocanada de aire fresco. El control interno en tu vida es un sentimiento pleno, positivo y responsable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Mónica! Tenemos un alto porcentaje de participación en nuestra propia vida! Habrá ciertas "amenazas" que puede que no podamos controlar...pero sí podemos reaccionar cuando nos enfrentemos a ellas.

      Tu lo has dicho muy claro: Somos dueños de nuestra propia vida. Tenemos las riendas.

      Gracias por compartir.

      Un gran saludo :-)

      Eliminar
  11. POCOS DICEN CUAL ES EL PROPOSITO SUYO, COMO PARA TENER EJEMPLO. HE SEGUIDO VARIOS METODOS Y RECOMENDACIONES Y NO TENGO CONCLUSION VALEDERA. LLEVO DECADAS EN LA PREGUNTA SIN RESPUESTA. ESPERO NO MORIR ANTES DE HALLARLA.

    ResponderEliminar
  12. Me ha gustado especialmente el consejo de rodearse de personas afines y alejarse de negativismos. Muy acertado. Un abrazo, Pablo

    PD: Os dejo un post donde comparto cómo encontrar tu propósito de vida en 20 minutos: http://pablogarcialorente.com/proposito-de-vida/

    ResponderEliminar
  13. Descubre tu verdadera grandeza: http://goo.gl/C40qDD

    ResponderEliminar
  14. Si estas buscando tu propósito en la vida, talvez puedas descubrirlo aqui: http://cambiandoalmundo.com

    ResponderEliminar

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal