13 consejos para simplificar tu vida

Vivir de forma sencilla..., tiene un significado diferente según cada persona. Para mí, significa eliminar todo menos lo esencial. Hacer cada día lo necesario e importante para mí (hay que tener en cuenta el día a día de cada persona).

¿Pero sabemos realmente lo que es esencial para nosotros? ¿Lo esencial realmente es...todo lo que hacemos y nos comprometemos? 


Somos cada vez más propensos a imbuirnos en una espiral en la que cada vez trabajamos más, para conseguir aquello (que supuestamente creemos que nos va a hacer felices) para lo que no tenemos tiempo casi tiempo de disfrutar.

Puede que en la mayoría de las ocasiones, no lo percibamos, pero uno de los principales obstáculos de nuestra felicidad, es concretamente la complejidad en la que convertimos nuestra vida añadiéndole tareas y "TENGO QUE..."



Como vimos en el post “Aprende a decir STOP. Lo urgente es vivir”, vivimos en un remolino de actividades y requerimientos que poseen la etiqueta de “¡YA!” (urgente e importante), que hace que nos vayamos imbuyendo en un estado de velocidad permanente, e inconscientemente nos vamos dejando absorber por más y más tareas que nos va impidiendo "VIVIR". El tiempo está en nuestras manos.

Simplificar nuestra vida es sinónimo de aprender a relajarnos y aprender a "VER" lo que realmente es importante y necesario, para volver a ser un poco más ricos en tiempo libre y disfrutar de nuestra vida. Es identificar qué cosas (en la amplitud del significado de la palabra) realmente necesitamos para vivir bien y de manera feliz, y eliminar el resto. Significa "Aprender a decir NO" a la multitud de estímulos y proyectos que se nos presentan, y dedicarnos a lo realmente necesitamos. Como decía Hans Hofmann "La habilidad de simplificar significa eliminar lo innecesario para que lo necesario pueda hablar"

Tan sencillo, pero tan complicado a la vez.

Pero…¿Por qué debemos simplificar nuestras vidas? Sencillamente por dos cuestiones importantísimas desde mi punto de vista:

  • Para tener más tiempo para destinarlo a esas tareas que realmente nos hacen sentir realizado en la vida o simplemente pasarlo tiempo con las personas que queremos.
  • Para liberarnos de las "esposas" de lo material: aprender a eliminar nuestra creencia de que necesitamos ciertos elementos materiales para ser feliz (desapego).

Consejos para hacer más simple la vida

1. Decide qué es importante para ti. Identifica tus verdaderas prioridades. Si no conoces tus prioridades difícilmente podrás estar tranquilo/a. Conocer nuestro propósito nos proporciona sentido y nos simplifica la vida. 

2. Vive aquí y ahora. Se consciente de tu vida y de lo que sucede a tu alrededor. El pasado ya no existe, por lo que atormentarse con cosas que ya sucedieron no soluciona nada. Pensar únicamente en el futuro solo te generará incertidumbre. Piensa, vive y disfruta del momento presente, del camino que estás recorriendo ahora.

3. Regala, vende o deshecha todo objeto que no uses. Tendemos a acumular cosas (que ya no utilizamos) en nuestras casas con la creencia de que nos servirán más adelante. Eliminar dichos objetos genera a nuestro alrededor más claridad de ideas y libertad interior.

4. Compra sólo lo que realmente necesitas. Limita los impulsos consumistas. Vivimos en una sociedad donde lo material está muy valorado. Tenemos la creencia equivocada (desde mi punto de vista) de que cuanto más tenemos, más somos. 

5. Aprende a decir NO. A veces complicamos nuestro trabajo y nuestra vida con compromisos que asumimos a regañadientes, que suelen terminar siendo un lastre que nos restan tiempo y energía.

6. Haz menos "TENGO QUE..." cada día. Si te falta tiempo, no es que haya poco, sino que haces más cosas de las que puedes y deberías. Cada vez que tengas que hacer algo, realízatela siguientes cuestiones: ¿Y para qué lo estoy haciendo? ¿Esto simplificará mi vida? 

7. Simplifica las tareas relacionadas con tu trabajo. Concéntrate y da prioridad a las tareas que te van ayudar a alcanzar tus objetivos profesionales. Con el resto de tareas intenta automatizarlas, delegarlas, agruparlas, subcontratarlas, eliminarlas o minimizarlas. Elimina de tu agenda las actividades y obligaciones innecesarias e indeseables

8. Sistematiza los procesos repetitivos en tu vida y en tu negocio. Hay una serie de tareas que repetimos de forma periódica…entonces... ¡Sistematízalas!  busca herramientas que te ayuden a hacerlas de forma automática.

9. Utiliza internet y los medios de comunicación (online y offline) de forma inteligente. Reduce el porcentaje del tiempo que estás en internet y en los diferentes canales de comunicación (online y offline). Pon orden en tu ordenador y organiza tu vida digital. Actualmente estamos conectados todo el tiempo: el Móvil, el correo electrónico, las Redes Sociales, Skype, la televisión, los videojuegos…nos absorbe. Es importante reducir el tiempo que invertimos en ellos. Nuestra productividad y concentración nos lo agradecerán.

10. Dedica tiempo cada día a estar contigo mismo.  Es fundamental. Aprovéchalo para limpiar tu mente. Nuestro día a día lo dedicamos a mucha interactuar con muchas personas: clientes, proveedores, socios, amigos, familiares, hijos... Todos demandan nuestra atención. Descuidándonos. Está muy bien darnos a los demás pero como dije en el post "¿Es tan malo ser mas egoista?", para poder dar lo mejor de nosotros, tenemos que cuidarnos también nosotros. 

11. Ve despacio, para ir más rápido. Con tanto correr (sin pararte a visionar hacia donde vas) es difícil llegar a donde quieres ir, y difícilmente sabrás que has llegado.

12. Haz aquello que te apasione. Cuando ya has liberado tiempo y eliminado lo que NO te acerca a cumplir tus objetivos vitales y los de tu trabajo/empresa, es el momento de hacer lo IMPORTANTE para ti, lo que te motiva, lo que te apasiona (tanto relacionado con tu trabajo como con tus aficiones).

13. Pasa más tiempo con la gente que quieres y que es importante en tu vida. No que quites ese bien tan preciado. Lo agradecerán ellos y lo agradecerás tu.

Recuerda que "Las prioridades de tu vida las pones tu" 

“La sencillez es hacer el viaje de esta vida con el equipaje justo y necesario” Charles Dudley Warner

Os recomiendo el libro de Elaine St. James, donde nos aporta 100 consejos (fruto de su experiencia junto con su marido) para simplificar nuestras vidas.


 

15 comentarios:

  1. Simplifícate, verás que fácil!
    Muy bueno Fátima!
    Muy muy fan de #LosmiercolesconFatima

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Javi!! Y sobre todo gracias por la consideración del hashtag ;-))

      Un gran saludo!

      Eliminar
  2. Buah que pasada! Cuanta razón,fundamental tener tiempo para hacer lo que te gusta,poder estar contigo mismo,en un libro decía aprovecha esos 15 minutos del café al despertar para estar contigo mismo,escucharte y tu día sera mejor y como no tiempo para relacionarte en el mundo tangible

    Excelente post!muy recomendable
    Enhorabuena y gracias por compartir estos pensamientos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado Javier!! Tu comentario han sido una fuente de motivación para mi! :-)

      Estoy completamente de acuerdo con lo que dices que leiste en un libro: regalarnos tiempo para estar con nosotros mismos es fundamental para tomar conciencia de nuestros sueños, deseos, anhelos...

      Gracias por compartir tu opinión!

      Un gran saludo :-)

      Eliminar
  3. Si es que, como diría mi abuela, llevas más razón que un Santo!! Es muy frecuente esa sensación de ir siempre con prisas, querer además ir cada vez más rápido y encima darte cuenta que cada día se quedan cosas pendientes... Que la vida va pasando, muy despacio, segundo a segundo, mientras nos preocupamos de correr y correr. 13 verdades como 13 soles Fátima...y ya que estamos, pues te mando 13 besazos!!!

    #mañanamasymejor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como bien dices Jesus, vivimos dentro de una espiral de prisas y/o compromisos y tareas pendientes. Y la vida pasa y pasa...

      Por eso mismo decidí la semana pasada a escribir la primera parte del post de hoy: ¡Aprende a decir STOP! Lo urgente es vivirhttp://blog.fatimabril.es/2013/05/aprende-decir-stop-lo-urgente-es-vivir.html#.UYqy-CvNg6Y

      Como dice Honoré “Saber cortar (de realizar tareas), trabajar menos y/o más lentamente puede derivar en trabajar mejor" y sobre todo en vivir mejor.

      Gracias por tus 13 besazos!!! Para mi han sido 13 empujes de motivación!!! ;-)

      Eliminar
  4. Buenos consejos, Fátima. La felicidad se encuentra en lo sencillo. El minimalismo es una cultura que deberíamos aprender y aplicar con sensatez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hagamos las cosas difíciles. Soy de la consideración de que nosotros le aportamos a las cosas un porcentaje de complicación mayor de lo que realmente puede tener :-)

      Gracias por compartir Rafael! :-)

      Eliminar
  5. Fátima, enhorabuena y gracias por escribir este post. Me ha encantado! Como de costumbre, me ha ayudado a recordar realidades que a veces descuido al dejarme llevar por la corriente. Un abrazo con mucho cariño :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que haya sido así Mercedes. Para mi tus palabras son un balón de empuje y motivación al ver que mis aportaciones pueden ayudar a recordar a otras personas conceptos (que sabemos) necesarios que vamos dejando a un lado por imbuirnos en la velocidad del día a día.

      Un gran abrazo!!

      Eliminar
  6. Muy bueno y acertado, Fátima. Venía de esa situación que provoca desasosiego vital, que empiezo a recuperar. Enhorabuena por tu Blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra Paco saber que empiezas a recuperar tu estado vital. Te entiendo perfectamente porque yo me encontré también en un momento de mi vida donde el malestar y el desasosiego me embargaba, hasta que empecé a simplificarla :-))

      Gracias por compartir!!

      Un gran saludo :-))

      Eliminar
  7. Mucho equipaje y poco selecto. Me encargaré de hacer mejor la maleta. Muy buena reflexión. A mi me ha hecho reflexionar.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El ejemplo de la maleta que has expuesto Nube es fantástico! Ciertamente debemos ser más selectivos con lo que "llevamos" en la maleta de nuestro viaje por la vida :-))

      Un día me di cuenta que tenía la maleta tan llena que casi no podía caminar del peso que arrastraba. Así que empecé a vaciarla..., y hoy día sigo de vez en cuando revisando la maleta y escogiendo lo que realmente me sienta bien :-))

      Un beso muy grande mi estimada Nube.

      Eliminar
  8. Hermosas reflexiones, Fátima, son una invitación a pasear por nuestra habitación y poner orden. Gracias

    ResponderEliminar

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal