El fracaso del cambio: secretos para evitarlo

Hay investigaciones que exponen que entre el 70-80 % de las iniciativas de cambio (independientemente de su índole, tanto a nivel personal como empresarial) fracasan. Es decir, tenemos que tener muy en cuenta que el fracaso está muy presente en cada una de las iniciativas que emprendemos.

Uno de los máximos expertos en Gestión del Cambio (empresarial), John Kotter,  analiza en su libro “HBRS 10 must reads On Change”  los diferentes errores que se comenten en las organizaciones a la hora de intentar su transformación (cambio). Pero gran parte de dichos errores pueden ser tenidos en cuenta en los fracasos de Transformación Personal.


7 Razones por las que los cambios fracasan

1. No tener en cuenta el sentido de urgencia. Subestimar los esfuerzos que va a costar salir de nuestra zona de confort.  Lo que está fuera de nuestra zona de confort nos incomoda, nos produce un cierto rechazo, nos provoca ansiedad y/o nerviosismo, nos da incluso miedo…, simplemente porque es desconocido. Por lo general, cuando nos enfrentamos a una decisión, a un cambio, a un problema en nuestra vida…, sentimos que el mundo se nos cae.

"Las personas que persiguen sus sueños saben que para lograrlo tienen que romper con hábitos, enfrentarse a sus temores y hacer cosas que jamás pensaron que se atreverían a hacer"

2. Falta de visión. "Si no sabes donde vas, ningún camino te llevará allí”, Lewis Carrol 

¿Sabes hacia donde vas? ¿Dónde quieres llegar? Cuando somos capaces de marcar el rumbo que queremos llevar, vivimos.

3. No planificar. No preparar bien los pasos a realizar por falta de paciencia.

En todo proceso de cambio es necesario ejecutar un sencillo plan de acuerdo a las necesidades. Hacer un planing con pasos (acciones) que nos impulse en el camino, nos proporciona seguridad y motivación para alcanzar nuestro objetivo. ¿Qué vas a hacer para lograrlo? ¿Cómo lo vas a hacer? 

4. No ir eliminando, sorteando, saltando…, los obstáculos que se van presentando para alcanzar nuestra visión.

Una transformación para que vaya teniendo más éxito con cada paso que damos, debemos atrevernos a abordar nuevos enfoques, a desarrollar nuevas ideas, y esto conlleva eliminar los obstáculos (que no nos paren las piedras que nos vamos encontrando en el camino).

Seguramente será imposible llegar a remover todos los obstáculos, pero sí debemos de afrontar y eliminar los principales, si queremos que el cambio se produzca.

En muchas ocasiones, nosotros mismos somos frenos (inconscientes) al cambio: 
  • Inseguridades. Baja autoestima: pensar en falta de capacidades y/o habilidades. Causa básica de fracasos. Sino creemos que vayamos a conseguir el cambio, si no nos sentimos capaces de hacerlo…estamos abocados al fracaso.
  • Miedos: Miedo a “no ser capaces de…”; “miedo a es un cambio demasiado grande…”  
5. No celebrar los pequeños triunfos. Una transformación real lleva tiempo conseguirla, y los esfuerzos de renovación pueden perder fuerza si no existen metas más pequeñas a alcanzar a corto plazo, que sean celebradas con reconocimientos y recompensas al superarlas.

6. Declarar la victoria antes de su consecución de éxito. En ocasiones tras un tiempo de duro trabajo nos podemos ver tentados a declarar victoria ante el primer éxito. Mientras que celebrar un éxito es conveniente, el declarar que se ha “alcanzado la cumbre” puede ser catastrófico. Hasta que los cambios no se hayan afianzado profundamente, se pueden producir retrocesos. 

7. No anclar los cambios. La implantación de un cambio implica realizar nuevos hábitos, y esto demanda acción, práctica y tiempo. Es importante que nos comprometamos con nosotros mismos, y debemos ser pacientes en el tiempo hasta alcanzar el objetivo. 

Hasta que los nuevos comportamientos no estén enraizados, son vulnerables a su degradación en el momento en el que cese la presión (sentido de necesidad, traición de nuestros pensamientos…) para el cambio.

Aprender del fracaso será nuestra antesala para triunfos futuros. Detrás de un fracaso hay siempre una puerta abierta, un camino que nos permite extraer victorias de las derrotas.

“Una persona fracasada no es la que ha vivido situaciones de fracaso, es la que no aprende, ni reacciona de los errores, y no es capaz de sobreponerse y aprovechar las lecciones que el propio fracaso le ofrece”

Sobreponerse a los momentos difíciles

"Dame fuerzas para cambiar las cosas que puedo cambiar, serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, y sabiduría para diferenciar cual es cual" Alcohólicos Anónimos. 

La palabra cambio ya de por sí asusta. Implica, pensar y proceder de forma diferente y eso conlleva nuevos aprendizajes…y ahí saltan nuestros sistemas defensivos.

Para que el cambio suceda con éxito debe venir de dentro. La clave para que un proceso de cambio tenga éxito, reside en la capacidad de las personas para cambiar su comportamiento de manera que pasen a actuar de manera diferente. Nuestra vida no es un producto terminado, sino lo contrario, significa "Hacer mi vida". Esto implica tomar decisiones, afrontar cambios, aprender de los momentos vividos (experiencia). Afrontar el cambio.

El cambio no se produce de manera lineal y sostenida. Recuerda que a lo largo del camino puede haber momentos de ritmos más lentos, de parón, de tropiezos e incluso retrocesos. No siempre  el proceso de cambio se desarrolla hacia delante y en línea ascendente, contiene “pausas” y/o retrocesos que pueden llegar a ser inevitables y nunca son agradables, pero tampoco deben ser motivo de desesperación. Sabes nadar..., así que no te ahogue el cambio.

El proceso de cambio puede ser cansado y hacernos sentir ignorantes. Durante un largo viaje, puede existir momentos de cansancio, hartura y aburrimiento de tanto viajar. Tales sentimientos son parte del proceso de cambio, y tenemos que tener en cuenta que aparecerán, para aceptarlos y que no sean un motivo para abandonar nuestro viaje. Lo mismo puede decirse de los sentimientos de “estupidez” e ignorancia, que casi siempre surgen. La realidad es que muchas cosas obvias para los ojos de los demás, son precisamente aquellas que a nosotros más nos puede llegar a costar ver y/o entender. Debemos recordar esta verdad cuando nos embarquemos en un proceso del cambio. Construye tu propia vida: Pasos para cambiar ante la adversidad. 

Nunca es tarde para cambiar. Este es uno de los principios del cambio que tropieza con una mayor resistencia. Las personas podemos llegar a autobloquearnos, a través de nuestros pensamientos "He perdido mi oportunidad para...”; “He sido como soy desde que tengo recuerdo, ya no puedo…”...; En nuestra cultura obsesionada con la juventud, es habitual dar por sentado que una vez pasada cierta edad, la gente pierde su capacidad de cambio. Para mi, es rotundamente falso. Se valiente: Rumbo hacia tu zona de éxito

El cambio es un trabajo que dura toda la vida. Porque la vida está en continuo cambio. Este principio también suele ser fuertemente resistido, ya que implica estar continuamente realizando esfuerzos, y la sociedad actual (con la celeridad) nos está acostumbrando a tener “Todo, ya, y listo”.

Recuerda..."Nadie puede convencer a otro que cambie. Cada uno de nosotros custodia una puerta del cambio que sólo puede abrirse desde adentro" Virginia Satir



10 comentarios:

  1. Fátima, me parece un muy buen artículo. Didáctico, claro e incluso motivador, tanto para el día a día cotidiano como para gestores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Gabriel por tus consideraciones. Ciertamente el post lo hice pensando para cualquier tipo de lector, ya fuesen personas o empresas. :-)

      Un saludo y gracias por compartir tu opinión.

      Eliminar
  2. Hola Fátima!Lo he vivido en primera persona todo lo que expone el artículo de hoy.Me gusta, ya lo sabes, tu empatía y la cercanía al expresar como los seres humanos podemos llevar una vida mejor.Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabes laura que tus palabras son siempre muy motivadoras para mi. Me alegra que te haya gustado :-)

      Un gran abrazo y que tengas un buen día!

      Eliminar
  3. Cuando mi ánimo muere tú lo rescatas. Eres muy buena escribiendo, ilusionando y transmitiendo. En fin... cada momento llega en el instante en que el corazón lo necesita y siente.

    Un beso grande y muchas gracias por este momento de esperanza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por ser tan sincera y pasional! Me encanta, ya lo sabes :-))

      El post que estoy preparando para el miércoles que viene seguramente que te gusta mucho ;-))

      Un abrazo muy grande!

      Eliminar
  4. Me gusta,me gusta y mucho,porque me identifico,porque habla de lo que tanto he leído,en lo que tanto creo y tan poco aplico.

    De toda derrota se saca una enseñanza,vender la piel antes de cazar el oso,pensar que ya estar todo hecho y hacer como San Isidro,venirse abajo y no ser capaz de levantarse uno mismo....

    Si uno quiere cambiar algo(empresa,vida,proyecto...)ha de comenzar por uno mismo,asumir las posibles desviaciones,asumir posibles demoras,saber que el camino no es fácil y que la lucha y el esfuerzo han de ser constantes,saborear los pequeños progresos para que sean ese second breath que nos animen a seguir persiguiendo el objetivo....la transformación..

    De nuevo Fatima me ha gustado mucho,un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta leer tus comentarios!! Resumen a la perfección la esencia de mis post!! jajaja que más se puede pedir.

      Me alegra Javier que te haya gustado. Para mi es muy motivador.

      Gracias y espero que tengas un buen día! :-)

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Oh! Muchas gracias Natassha por tus consideraciones :-))

      Un gran saludo!!

      Eliminar

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal