El tiempo está en nuestras manos

“El tiempo nos acompaña en cada paso que damos, en el recorrido de lo vivido, en cada instante o fragmento de nuestra existencia”

"Lo que uno tiene en sus manos sólido y real es sólo este instante, sólo este momento en que se puede actuar inteligente o torpermente" Osho

Solemos quejarnos de nuestra falta de tiempo en algunas ocasiones (ya sean en temas personales y/o laborales), y echamos la culpa de muchos de nuestros problemas a terceros o a las circunstancias. Está siendo habitual, sentir que la vida va cada vez más de prisa, y nuestros problemas se complican en vez de solucionarse. Por más que nos apoyamos en tecnologías, herramientas, planificaciones…, en más ocasiones de las que queremos no logramos realizar las cosas a tiempo, o con el margen suficiente para poder corregirlas o rematarlas.


Cuando sentimos que el tiempo se nos escapa

Por más que soñemos, deseemos y queramos, el tiempo no se detiene, sigue fluyendo. Pero el tiempo es igual para todas las personas. Es intransferible. No hace distinciones, y cada nuevo día, está lleno de oportunidades para realizar un considerable número de actividades. Nosotros sabemos en qué empleamos cada minuto de nuestra vida. Es recomendable que empecemos a valorar más nuestro tiempo, viviendo el momento. Depende de nosotros convertirlo en un aliado, para no sentirnos frustrados.

¿Cómo utilizas el tiempo, lo distribuyes o lo gastas?

En cualquier momento podemos transformar nuestro estilo de vida, incorporando nuevos hábitos que nos beneficien, para ser más productivos. Analizar cómo hacemos las cosas, cómo administramos nuestro tiempo, y cuáles son las áreas a mejorar, son claves indispensables.

En muchas ocasiones nos sentimos abrumados y estresados por no poder, o no saber gestionar nuestras obligaciones y responsabilidades, pudiéndonos producir:

  • Desbordamiento: El tener un gran número de tareas que hacer, puede producir, mucha tensión y preocupación, al pensar que existe la probabilidad de que no se pueden conseguir, además de la presión, de que hay que hacerlas bien.

  • Prisas: Por implicarnos en demasiadas tareas al mismo tiempo, o por empezar a realizar las actividades cuando queda muy poco margen de tiempo…

  • Cansancio y apatía: Por no gustarnos lo que estamos desempeñando, o por sobre carga de tareas…

  • Dudas: Por no gustarnos lo que tenemos que realizar, por no sentirnos seguros de que somos capaces de lograrlo, o por esperar a tener más información...Las dudas e indecisiones pueden generar más confusión.

  • Retrasar / Posponer: Parece, y solo parece (generalizo) que por diversos motivos apuramos hasta llegar al “último minuto” y luego andamos con la presión y el estrés de las prisas. Si dejamos para otro momento aquellas acciones/tareas que menos nos gustan, o nos sentimos menos capacitados a hacer, éstas no desaparecerán por retrasarlas, sino que seguirán requiriendo de nosotros pero cada vez con un estado de más emergencia. Cuanto antes las realicemos, antes evitaremos el estrés y el sentimiento de culpa por retrasarlas. Recomiendo leer "Supera el hábito de posponer".

  • Etcétera

“No corras, vete despacio, que a dónde tienes que llegar es a ti mismo” Israel Berrios

La desorganización es una de las principales causas de nuestra fuga de tiempo.  Por tanto, debemos hacer todo lo posible para organizarnos.

Para empezar a corregir (de manera basica ) estas tendencias podemos…:

1. Tomar conciencia de todas aquellas cosas que no dependen de uno.

2. Tener en cuenta cuales son nuestros ladrones de tiempo y aquello que nos produce interrupciones, para reducirlo (no saber decir no, mala comunicación del mensaje, teléfono, correo, redes sociales, reuniones, no delegar...).

3. Programar/Planificar, tanto el tiempo de ocio como el de trabajo. La clave de la planificación contempla un orden estratégico recomendado seguir:

Primero las tareas importantes, Segundo las menos importantes (las del día a día), y por último las irrelevantes, pero que hay que hacer en algún momento.

4. Establecer objetivos claros y concretos, para definir bien el trabajo a realizar y planificarlo adecuadamente.

5. Establecer prioridades: Diferenciar lo Urgente de lo Importante. Retrasa provisionalmente algunas tareas menos relevantes. Como decían mis profesores de Gestión del Tiempo:

  • Cuando una tarea es IMPORTANTE pero no urgente, la metemos en la AGENDA. 
  • Cuando un tema es URGENTE pero poco importante, lo más recomendable es DELEGARLO (Veremos en un post futuro las formas más eficaces de la delegación). 
  • Cuando una tarea es IMPORTANTE + URGENTE ¡HAZLA!
  • Cuando una tarea no es ni importante, ni urgente... ¡a la PAPELERA! 
"Primero...la situación es cada vez más urgente por la simple razón de que no puedes confiar en el siguiente momento, esté o no en tus manos; así, cada minuto que pasa lo vivimos con más urgencia.  Si quieres hacer algo, hazlo aquí y ahora, ¿por qué posponerlo?.

Muévete inmediatamente porque es importante, pero sin apuro, porque cuando estas apurado no estás completo, estás siempre atrasado, y olvidas lo esencial: que requieres de tiempo (y no hay tiempo). En ese momento la situación ya es urgente porque no tienes garantía para el instante siguiente (el futuro no es seguro) y no puedes vivir apurado, porque el apuro requiere de tiempo" Osho

6. Imponernos horarios realistas.

7. Limitar el número de tareas que intentas completar al mismo tiempo.

8. Dejar un periodo de tiempo para imprevistos que puedan sobrevenir.

9. Controla el número de citas y/o compromisos (personales, laborales)

10. Acortar reuniones. Para hacer las reuniones efectivas, hay que evaluar su necesidad, convocar sólo a las personas implicadas, se deben preparar el orden del día de antemano definiendo bien los temas a tratar y estableciendo un tiempo máximo de duración. En un futuro post veremos las buenas prácticas para realizar reuniones efectivas.

11Hacer pausas de 5-10 minutos por cada dos horas de trabajo.

12. Para mantener una buena salud mental, es necesario tener algún tiempo para descansar, para no “hacer nada”.


Todo esto requiere, que tomemos decisiones que ayuden a mejorar la gestión de nuestro tiempo, para que trabajemos con eficacia y disfrutemos la vida con aquellas personas que deseemos.

Pero no olvidemos que incluso tras haber planificado y distribuido nuestro tiempo, puede que sigamos teniendo un gran número de tareas que hacer, y no desaparezca del todo la sensación de prisa, presión, estrés…

Debemos ser realistas para reducir las demandas, pero también honestos, y saber cuales son nuestras capacidades y limitaciones. No podemos confundir el perfeccionismo con el trabajo consciente y diligente. Huir del perfeccionismo no significa desatender el trabajo y cometer errores o tener un rendimiento insuficiente. 

Establecer prioridades y reconocer que algunas cosas no pueden hacerse en ese momento es una habilidad muy importante. No olvidemos que se puede establece prioridades a corto plazo (para el funcionamiento diario) a medio y largo.

Os comparto este magnífico video "¡No tengo tiempo" del programa "Pensamiento Positivo" en ABC Punto Radio, con dos grandes especialistas como son José Miguel Bolivar (@jmbolivar), Jaime Bacás.





15 comentarios:

  1. Excelente articulo. Cuanta razon tienes, el tiempo hay que saber administrarlo , pues una mala gestion del tiempo puede llegar a ocasionar problemas. Aprendamos a gestionarlo adecuadamente. Felicidades de nuevo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Manuel por compartir tu opinión.

      Me alegra que te haya gustado el post.

      Un saludo y espero que tengas un buen miércoles :-)

      Eliminar
  2. Muchas gracias por tener tu "Tiempo", que para ti, es precioso y para nosotros los lectores es muy bonito de disfrutar, esto me hace recordar una poesía que podriamos encajar la aquí:Tiempo sin tiempo - Poemas de Mario Benedetti

    Autor : Mario Benedetti


    Titulo: Tiempo sin tiempo



    Preciso tiempo necesito ese tiempo
    que otros dejan abandonado
    porque les sobra o ya no saben
    que hacer con él
    tiempo
    en blanco
    en rojo
    en verde
    hasta en castaño oscuro
    no me importa el color
    cándido tiempo
    que yo no puedo abrir
    y cerrar
    como una puerta

    tiempo para mirar un árbol un farol
    para andar por el filo del descanso
    para pensar qué bien hoy es invierno
    para morir un poco
    y nacer enseguida
    y para darme cuenta
    y para darme cuerda
    preciso tiempo el necesario para
    chapotear unas horas en la vida
    y para investigar por qué estoy triste
    y acostumbrarme a mi esqueleto antiguo

    tiempo para esconderme
    en el canto de un gallo
    y para reaparecer
    en un relincho
    y para estar al día
    para estar a la noche
    tiempo sin recato y sin reloj

    vale decir preciso
    o sea necesito
    digamos me hace falta
    tiempo sin tiempo.

    Gracias miles con un abrazo del oso,

    Feliz tarde ;)

    Ricard

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ricard! Me has dejado otra vez, de nuevo sin palabras.

      Gracias a tí también por destinar tu tiempo en esta aportación tan maravillosa que nos acabas de regalar.

      GRACIAS!!!!

      Eliminar
  3. Fantástico el post, Fátima. Es uno de mis temas predilectos, sobre el que escribo en mi blog http://rafaelhernamperez.com.

    En la escuela nos enseñan ciencias, letras, música... y un sin fin de temas que están bien como conocimiento. Pero no se enseña lo más importante: a convivir, a afrontar los problemas cotidianos y de trabajo, a gestionar el tiempo, a organizarse, a valorar lo importante, a simplificar, a llevar una vida minimalista, sana y limpia de vicios de excesos, envidias y opulencias.

    La gestión del tiempo no es si no aplicar el sentido común, a decidir qué necesitas hacer y desechar el resto, a enfocarse y concentrarse en lo que se ha de hacer, y dosificar los momentos para tener una vida plena y equilibrada.

    En resumidas cuentas, querida Fátima, has dedicado un blog a lo que es, quizá, la parte más importante de nuestras vidas: el tiempo. Por que nuestras vidas están compuestas de tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus consideraciones Rafael, y sobre todo gracias por compartir el enlace de tu blog. Me gustan los contenidos. Por lo que veo muy interesantes "¿Tienes un minuto?" es un gran post con un buen título :-)

      Como bien dices Rafael, la parte más importante de nuestras vidas es el tiempo, por eso mismo comienzo mi post con las frases:

      “El tiempo nos acompaña en cada paso que damos, en el recorrido de lo vivido, en cada instante o fragmento de nuestra existencia”

      "Lo que uno tiene en sus manos sólido y real es sólo este instante, sólo este momento en que se puede actuar inteligente o torpermente" Osho

      Gracias por compartir tus tiempo, tu cariño y conocimiento.

      Un saludo! :-)

      Eliminar
  4. Muchas gracias John. Me alegra que te haya sido de provecho.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Distinguida Fátima !
    Gracias por invertir tu tiempo en orientarnos como gestionar de una mejor manera nuestro tiempo, te será devuelto triplicado ó más.
    Al ver los comentarios de tu comunidad no me queda ninguna duda que estoy en el lugar adecuado.
    Enhorabuena muchacha.
    Salud, Ilusión y éxitos
    Guillermo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Guillermo por dedicar tu tiempo en este espacio. :-)

      Sabes de sobra que tus consideraciones y aportaciones son muy estimadas y valoro que estemos conectados en las RR.SS.

      Muchas gracias por todo! :-)

      Eliminar
  6. Muy bueno Fátima, felicidades, aquí mi granito a eso de "ser positivos": http://psicosaludfamiliar.blogspot.com.es/p/ser-positivos.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Esther por tus consideraciones y sobre todo por aportar el enlace de tu blog, porque de esa manera te agrego a mis feeds :-))

      Un saludo y espero que tengas un buen día

      Eliminar
  7. Hola Fátima, me gustó mucho la pregunta que pones en tu artículo: "¿Cómo utilizas el tiempo, lo distribuyes o lo gastas?".

    Creo que la base para mejorar nuestra eficiencia y uso del tiempo es conocerlo. Yo trabajo con una herramienta web que hace el seguimiento del tiempo que pasamos en cada actividad mientras trabajamos. Te invito a que la pruebes se llama primaERP / TIME TRACKING y la encuentras en http://www.primaerp.com/

    ¡Espero que te guste! :-)
    Saludos y bonito fin de semana.


    ResponderEliminar
  8. Gracias por estas maravillosas reflexiones y consejos sobre gestión del tiempo

    ResponderEliminar
  9. Me he visto reflejado en varias de las situaciones que nos comentas. Con lo que sin duda alguna voy a probar la herramienta que nos propones. Gracias Fátima.

    ResponderEliminar

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal