Cultiva el optimismo

¿Te consideras optimista o pesimista?

¿Cómo ves el vaso, medio lleno o medio vacío?

¿Te has preguntado alguna vez cómo ser una persona más optimista?

Muchas personas piensan que ser optimistas, es una actitud innata otorgada a unas cuantas personas afortunadas. Eso es una creencia errónea, ya que está demostrado que todas las personas pueden aprender a ser optimistas.

El optimismo es una actitud basada en la manera de percibir y evaluar una situación, y sus probables resultados. El pesimismo también. El optimismo nos ayuda a salir adelante en la vida, a resolver mejor nuestros problemas y a disminuir el sufrimiento. El pesimismo nos limita, nos impide ver con claridad y objetividad el problema y su solución, aumenta el estrésla preocupación y se transmite fácilmente a la gente que nos rodea.


Como vimos en el post de la semana pasada “Aprende a ser feliz: Se puede” el psicólogo Martin Seligman expone que ser optimista o pesimista está determinado, en una parte, por la herencia genética y, en otra parte, por experiencias tempranas. Generalmente, aprendemos cualquiera de las dos actitudes desde niños. Lo hacemos viendo la forma de ser de nuestros padres y de otras personas importantes para nosotros, y escuchando sus comentarios ante cualquier problema. Más adelante, nuestras propias experiencias refuerzan o debilitan esa actitud aprendida.

No importa, cuál de las dos actitudes hemos aprendido siendo niños. Una vez que somos adultos, ambas pueden ser una elección personal. Nadie puede obligarnos a ser optimistas, ni nadie puede impedirlo, mas que nosotros mismos.

¿Pero sabemos la diferencia entre Optimismo y Positividad?

Positividad: Es percibir lo bueno en todo. Incluye un gran exceso de confianza. Se “infla” lo que percibimos de forma que se pierde la noción de la realidad, no contemplando la pérdida de información relevante. Está relacionada con nuestras creencias.

Optimismo:  Es tener una fuerte expectativa de que, en general las cosas irán bien a pesar de los contratiempos y/o de las frustraciones que nos pueda acontecer. Es una característica de la disposición de nuestra personalidad que media entre los acontecimientos externos, y lo que interpretamos de los mismos.

El optimismo es el valor que nos ayuda a enfrentar las dificultades de la vida con buen ánimo, con el esfuerzo necesario y perseverancia, descubriendo lo positivo y negativo de las circunstancias, y confiando en nuestras capacidades. Es saber que tenemos la fuerza y capacidad necesaria, para sobreponernos a cualquier dificultad y lograr una vida plena y feliz.

El optimismo alude a la capacidad de anticipar expectativas de futuro, animándonos a insistir y persistir en el esfuerzo, llevándonos a una actitud de reto, y motivación a hacer cosas en ausencia de resultados inmediatos. Pero no nos debemos dejar embargar por el positivismo que nos hace creer que las cosas van a ir bien porque si, sin hacer nada para provocarlas.

Ser optimista es...

"El optimista ve de la rosa, la rosa y el pesimista la espina" Kahlil Gibran 

Según el Doctor Luis Rojas Marcos, la persona optimista es más perseverante, e intenta más veces  alcanzar sus objetivos, haciendo por ello que llegue más lejos, frente a la actitud de la persona pesimista, que ante las primeras dificultades abandona haciendo cumplir su pronóstico de fracaso “esto es imposible” “no se puede alcanzar” “yo no soy capaz” “yo no se hacer…”

“El pesimista, evalúa sólo lo negativo viendo sólo las amenazas y no las oportunidades. La persona optimista ante una situación de crisis o adversidad tiende a pensar que no va a durar eternamente, y que no es el responsable único de esa situación”. Luis Rojas Marcos en la entrevista de Francisco Alcaide

"Trabajar” para ser una persona optimista en los momentos de cambio y crisis por los que estamos pasando, puede convertirse en una apuesta personal de desarrollo, supervivencia… que nos empuje a alcanzar nuestros objetivos en un futuro.

Como todo en la vida, cualquier aprendizaje requiere un tiempo, un esfuerzo, constancia y paciencia, y llegar a ser una persona optimista requiere de todos de ellos. 

Cultiva el optimismo

“El optimismo está muy relacionado con la responsabilidad que asumimos, o no, ante aquello que nos ocurre” Seligman


Según  Rojas Marcos para "aprender" a ser más optimista hay que...

Fomentar más el optimismo en vez de intentar reducir el pesimismo. Se ha demostrado que en lugar de pretender desprendernos de nuestros pensamientos pesimistas, la fórmula reside en potenciar aquellos aspectos optimistas con los que todos contamos. La forma de pensar y de sentir van de la mano: según como siento, pienso. Cuando nos sentimos bien, los pensamientos son siempre positivos. Si potenciamos las situaciones de nuestra vida que nos resultan agradables tendremos más pensamientos positivos.

A continuación os dejo unas Fórmulas para Cultivar el Optimismo, que yo me sigo aplicando todos los días. Se que son muchas. No hace falta seguirlas todas, porque puede que ya estéis realizando muchas de ellas. Sólo quedaros con aquellas que os complementen y/o sintáis que necesitáis. 

1. Mejora tu vida y coge el control. Mira a los ojos a la realidad, y acepta que no te encuentras en el estado ideal y sabiendo que puedes mejorar en todo momento. Debemos ser responsables de nuestras acciones, pero también ser consientes que hay situaciones que simplemente no pueden salir bien, porque no dependen al 100% de nosotros.

2. Lee y escucha a profesionales que hablan y escriben sobre motivación y optimismo.  Pero recuerda que la información, es sólo el primer paso. Necesitamos cambiar nuestros pensamientos y conductas

3. Cambia de mentalidad. Ante una situación negativa, busca los aspectos positivos. Siempre los hay. No te quedes atrapado en lo malo. Enfócate en lo que si puedes hacer, para resolver o mejorar la situación.

4. Cree en ti. Cree que lo que te propongas puedes lograrlo. Cree en tus capacidades, habilidades y tus fortalezas…te ayudarán a caminar más seguro siempre. Visualízate como alguien que puede. Todos los problemas tienen solución (tarde o pronto llega).

5. Cambia tu forma de hablar. Evita usar palabras como “nunca”, “no puedo”, “no sé”… El lenguaje y las palabras son una interpretación de la realidad y, por supuesto, no son la realidad.

6. Ponte metas alcanzables y con sentido. La felicidad surge del impulso y deseo natural de cosas posibles.

7. Asume las dificultades como un reto. No mermes tu actitud frente a los obstáculos, asúmelos como un desafío inevitable.

8. Prepárate para la “lucha”. No por ser optimista tendrás una vida sin problemas, debiendo estar listo para solucionarlos.

9. Busca lo que te mueve: tu Motivación. El pensamiento positivo es poco útil si no tenemos algo interior que nos mueva.

10. No hables tanto…, mas bien hazlo. No digas que eres optimista, sé optimista. Toma acción y demuéstrale a la gente que puedes llegar lejos, no los convenzas con palabras, convéncelos con hechos. Actúa, aunque te de miedo.

11. No permitas que opiniones de otras personas te afecten. No todas las personas piensan como tú. Vive acorde a tu mentalidad, no a la de otros.

12. Aléjate de las personas (tóxicas) negativas. Si estás rodeado de personas sombrías, lo más seguro es que tú llegues a sentirte igual. Aunque suene duro…sepárate cuanto puedas del entorno de esas personas. Entra en contacto con personas que te hagan pasar momentos divertidos, que te brinden apoyo y que te hagan feliz. El optimismo y la felicidad está comprobado que son contagiosos.

13. Reconoce tus errores y acepta tus fracasos. Todos los cometemos. Las únicas personas que no se equivocan, son aquellas que nunca hacen nada. Acepta que las cosas no siempre van a ser como tú quieres, pero no por eso tienen que ser malas. No utilices los errores/fracasos para demostrar, que a ti siempre te sale todo mal. Utiliza los errores para aprender de ellos. Piensa que las dificultades nos enseñan y fortalecen, preparándonos para enfrentar mejor, evitar o resolver futuros problemas.

14. Aprende a decir “no”. Evitarás problemas y a la larga te sentirás más seguro y mejor contigo mismo.

15. No reacciones inmediatamente ante una situación. Haz un alto, analiza la situación y busca por lo menos, tres alternativas. Siempre las hay, no las descartes de antemano, guiado por tu pesimismo.

16. Fuera pensamientos limitantesElimina ese conjunto de pensamientos negativos automáticos que nos invaden a menudo y que no están fundamentados; como por ejemplo, “la felicidad no existe”, “esta vida no merece la pena”, “sólo hay malas personas”,"yo soy así", "a mi edad ya no se puede cambiar", etc...,. No permitas que te paren y condicionen  Siempre se puede cambiar, pero necesitamos esforzarnos para lograrlo. Puedes ver la botella medio llena o medio vacía. Tú eliges.

17. Utiliza tu pasado para empujarte. Recuerda tus experiencias pasadas, sin anclarte a ellas por el dolor, solo recuerda la manera de como conseguiste superar tus más duros retos.

18. Encuentra algo positivo en lo negativo. Analiza los aspectos negativos y separa los importantes de los que no lo son. Es una fantástica acción para llegar a ser optimista. También al despertarte y antes de dormir, piensa en algo bueno que tienes, que te sucedió o que hiciste. La vida diaria está formada por pequeños-grandes momentos.

19. No hagas las cosas sólo para triunfar. Einstein dijo alguna vez: “No seas un hombre de éxito, sé un hombre de valor”. Cuando trates de lograr algo en tu vida, empieza por conquistarte a ti mismo. Todo emprendimiento (empezar a hacer algo) implica un triunfo sobre nosotros mismos.

20. Pensar en positivo no es suficiente. Pon atención a lo que te hace feliz. Disfruta de cada uno de los momentos que aparecen en tu día a día, sonríe, brinda amor a los que te rodean. Juega, ríete y desarrolla tu sentido del humor. Aprende a reírte de ti mismo.

21. Desarrolla el hábito optimista. Convierte tu optimismo en algo habitual. Conviértelo en tu estilo de vida.

22. Se valiente. Atrevernos a hacer algo que nos dé miedo (hablar en público, bailar…), nos infunde seguridad al demostrarnos que sí podemos.

23. Pensamiento positivo + Auto-Mejoramiento = Combinando los factores mentales, con tus factores físicos y psicológicos mejorarás tu salud, apariencia, habilidades, capacidades… etc. No sólo seas optimista porque si, sé optimista para mejorarte y redefinirte a ti mismo.

24. Alégrate. Valora lo que tienes. No te compares con los demás, dificulta poder ser una persona optimista, y no podrás sentirte bien contigo mismo. Toma conciencia de todo loque tienes: familia, amigos,...Agradece lo que tienes.

25. Consiéntete. Si has trabajado muy duro ya sea en el trabajo, en casa…, “regálate” tiempo, para hacer lo que te gusta: leer un libro, ver una película, dar un paseo con el perro.... son premios que te ayudan a mejorar tu actitud y a ver la vida de una forma más optimista.

Vive la vida como lo que es: ¡ÚNICA!



30 comentarios:

  1. Estupendo artículo, Fátima. Como siempre. Leerte es un auténtico placer y una bocanada de aire fresco, optimismo y motivación. Muchas gracias. PP.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Pepe!! Siempre tus palabras son muy motivadoras para mi! :-)

      Gracias por compartir.

      Que tengas un buen miércoles!

      Eliminar
    2. El optimista, es un imbecil, pero feliz; El pesimista, es un imbecil, pero desgraciado.
      G.K. Chesterton

      Eliminar
    3. http://mas-que-felicidad.blogspot.com/

      Eliminar
  2. ¡Excelente, Fátima! Me encanta y lo tendré en cuenta siempre! Hay que cultivar el optimismo...¡Feliz miércoles!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias mi queridísima Beatriz. Cuanto me gusta verte por aquí :-)

      Seamos más felices cultivando el optimismo.

      Un gran abrazo que te mando al otro lado del Atlántico!

      Eliminar
    2. http://mas-que-felicidad.blogspot.com/

      Eliminar
  3. Fátima, una vez más, comparto tu post... haces mucho bien en la red. Sigue así! Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias!!! De todo corazón :-) No sabes la alegría que me proporcionan tus palabras. Pensar que mis aportaciones ayudan y apoyan a otras personas, para mi es el mejor regalo.

      Que tengas una magnífica tarde!
      Un gran saludo

      Eliminar
  4. Muchas gracias Fátima!
    Gracias por tu post, por tu trabajo y por compartirlo de esta manera altruístamente con nosotr@s, llegaste a mi vía twitter de causalidad :) y te sigo todas las semanas.

    Another world is possible, of course!

    Gracias mil tanto por tu blog como por los mensajes inspiradores de "Dentro del sombrero

    Un abrazo,

    Vero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque muchas personas no lo crean, yo sí considero asándome en mi experiencia (que no tiene que ser la misma que las de otras personas) que las cosas ocurren por algo. Así que si hemos coincidido a través de las Redes Sociales Vero, es por algo.

      Te agradezco que me acompañes y también agradezco tus palabras que son muy motivadoras para mi :-))

      Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  5. Hola Fátima. Comparto muchas de las afirmaciones del artículo, la mayoría de hecho, pero a la vez sigo pensando que el optimismo no siempre es positivo, es más, en ocasiones puede ser hasta nocivo. Como casi todo, creo que es una cuestión de medida y de conrexto.
    Puedes leer aquí mi opinión al respecto, si te interesa.

    http://infinautica.wordpress.com/2012/03/26/exceso-de-optimismo/

    ResponderEliminar
  6. Perdona Fátima. Acabo de releer el artículo y veo que en el fondo estamos diciendo lo mismo...con un ligerísimo cambio de enfoque quizás. Olvida mi comentario anterior (y éste también de hecho).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes Antonio!! Me encanta que compartais vuestras ideas, opiniones aunque sean contrarias o con enfoques diferentes. Es lo que enriquece nuestra sabiduría y conocimiento.

      Realmente el lo sí es nocivo (desde mi humilde opinión) es el positivismo, ya es el aspecto que nos aparta de la realidad, y como bien dices nos lleva al extremo de lo exacerbado. Pero considero que el optimismo no, ya que bien trabajado, nos hace pensar y tener en cuenta nuestra situación actual, nos empuja a tener en cuenta que se puede fracasar...por tanto atiende a la realidad y no nos deriva a ningún extremo.

      Pero bueno...como digo...es mi humilde opinión.

      Te agradezco mucho que hayas compartido tus pensamientos.

      Un gran saludo Antonio

      Eliminar
  7. Ahora soy yo la que te felicito a tí Fátima. FANTÁSTICO! Me quedo con lo que tu dices a lo largo de todo el artículo: ser optimista es una ELECCIÓN! qué importante es conocernos, reconocer nuestras fortalezas, CONFIAR en nosotros, rodearse de gente que transmite energía, optimismo...Yo me quedo cerquita de ti, por todo lo que aprendo y por todo lo que me transmites. GRACIAS linda!un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya somos dos preciosa!!! Yo si que me quedo cerca de ti :-) Al final las personas incoscientemente van acercándose a personas que transmite energía similar :-))

      GRACIAS A TI SIEMPRE!!

      Eliminar
  8. Respuestas
    1. Muchas gracias!!

      Me alegra que te haya gustado.

      Un gran saludo

      Eliminar
  9. Maravillosa exposición, como siempre, Fátima. Quería corroborar en especial el punto en el que aludes a las personas tóxicas. Yo lo he comprobado y las he rehuído cuando no abandonado. He llegado a sentir cómo te roban la respiración, el aliento, las fuerzas y la energía. Son como un "vudú" en nuestra existencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente como bien dices, sólo he hecho alusión a dichas personas, porque no era el tema principal del post, pero si es un apartado muy importante a tener en cuenta para poder cultivar bien nuestro optimismo.

      Aun no he escrito sobre las personas toxicas, pero sí es un magnífico tema para un post. En breve lo realizaré, si es de tu interés :-)

      Como bien dices las personas tóxicas tienen esos efectos en otras personas. La energía se contagia, las actitudes se contagian y al final afectan a nuestros comportamientos (tanto si es a nivel positivo como a nivel negativo).

      Por eso es tan importante estar cerca de personas con una actitud (formas de afrontar las situaciones) positiva, para contagiarnos de dicha actitud y comportamientos y mantener nuestros niveles de optimismo y felicidad más arriba de lo que podemos mantenerlos nosotros solos.

      Gracias como siempre por compartir tu opinión.

      Un gran saludo :-)

      Eliminar
  10. Gracias Fátima, para cultivar éste optimismo, he empezado superando una barrera que yo misma me ponía, he empezado a publicar un blog "La Mar de Emociones" te invito a que lo leashttp://mariancastelloescoda.blogspot.com.es/
    Como a tí, me encanta el estudio de las emociones y las RRSS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho Marian de que hayas empezado a escribir y aportar sobre el maravilloso mundo de lo humano y la Tecnología.

      Ya tengo tu blog en mi red de feed, así que nos leemos.

      Te deseo todo lo mejor en tu nueva andadura.

      Un gran saludo!

      Eliminar
  11. si, muy bueno el articulo, pero al fin y al cabo son palabras, la vida es diferente, puede que seas muy optimista y muy positivo, pero cada vez la vida, el destino no se.... llamenlo como quieran, te patea, (perdon por la expresion), pero aun cuando quieras salir adelante y ser feliz, no sucede, simplemente no sucede, y esa es la realidad, aunque aun se trate de tener la mejor actitud, a veces no vale de nada. es solo una opinion, nada mas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es solo una opinión lo que compartes. Es tu opinión y es tan válida y tan importante como las demás.

      Sinceramente, aunque puede que no lo creas, yo me he sentido igual que lo que expresas. Hubo un periodo de mi vida que sólo me acontecían "varapalos" en casi todas las áreas de mi vida (en el trabajo, en mi entorno familiar, en mi relación con pareja...) e intentaba seguir adelante, pero no veía solución.

      En mi caso el problema estaba en mi. Aunque creyese que luchaba contra las inclemencias de la vida, no luchaba correctamente, y lo que pasaba es que perdía más y más energía, más y más ilusión...De ahí la importancia de tomar conciencia de qué es lo que está ocurriendo y ser incluso muy críticos con nosotros mismos.

      Lo que he compartido en este post, para mi (y es mi humilde opinión) no solo son palabras, ya que está puesta gran parte de mi vida, de mi experiencia, de mi aprendizaje como persona y especialista en coaching y desarrollo personal. Están puestos los pasos que yo he ido dando (en muchos casos sola, en otros arropada por la formación, en otros acompañada por la ilusión, por algunas personas...) hasta día de hoy.

      ¿Que sigo cayendo, tropezando...? Si, y para seguir creciendo y evolucionando hay que caerse, pero cada vez me caigo menos, (independientemente de la magnitud de la caía) y cada vez que me caigo, me hago menos daño.

      Por eso yo creo (y es solo mi creencia) que nuestra actitud es vital, pero si empezamos (incoscientemente) a perder nuestra confianza...la actitud poco podrá hacer.

      Te estoy muy agradecida por compartir tu opinión.

      Un gran saludo :)

      Eliminar
  12. pues bien agradezco lo que dices, pero uno al criticarse no es muy objetivo, tal vez a traves de tu experiencia te diste cuente de muchas de tus falencias, pero a traves de otras personas es que reconoces tus deficiencias, y finalmente vuelves a la misma actitud, la del fracaso.

    ResponderEliminar
  13. Muy buenas, Fátima, andaba buscando blogs optimistas por la red y casualmente encontré el tuyo. Me encantó tu post.

    En mi vida, he experimentado muchas veces como influye el estado anímico y la percepción de tu realidad en el modo en qué actúas y luchas. Muchas gracias por tus palabras y ánimo para seguir en la lucha

    ResponderEliminar
  14. Hola. Excelentes cada una de las sugerencias. Muchas gracias. Definitivamente cuando nuestros pensamientos están llenos de optimismo, nuestros sentimientos y acciones serán tarde o temprano muy bien contagiadas por ellos, lo que aumenta la efectividad en los objetivos propuestos.

    ResponderEliminar
  15. COMO DESARROLLAR INTELIGENCIA ESPIRITUAL
    EN LA CONDUCCION DIARIA


    Cada señalización luminosa es un acto de conciencia.

    Ejemplo:

    Ceder el paso a un peatón.

    Ceder el paso a un vehículo en su incorporación.

    Poner un intermitente.


    Cada vez que cedes el paso a un peatón

    o persona en la conducción estas haciendo un acto de conciencia.


    Imagina los que te pierdes en cada trayecto del día.


    Trabaja tu inteligencia para desarrollar conciencia.


    Atentamente:
    Joaquin Gorreta 55 años

    ResponderEliminar
  16. Buenos días, hemos visto que os interesaron mucho las historias que compartimos en "Vidas llenas de Vida", por eso hemos pensado en vosotros para que nos ayudéis en nuestra búsqueda de nuevos perfiles extraordinarios y participéis en este proceso de manera activa, si os animáis.
    Seguro que vosotros o algunos de vuestros fans conocéis a personas anónimas llenas de energía y que sean un claro ejemplo de superación y positividad. Seguro que al ver la campaña (www.vidasllenasdevida.com) os acordasteis de un vecino, un amigo, un familiar o conocido que tiene entre 60 y 85 años y que sabéis que hace de su vida, actualmente, algo extraordinario. Si queréis que esa persona llena de vitalidad sirva de ejemplo para ayudar a inspirar y motivar a la sociedad, ¡CONTADNOS SU HISTORIA!
    ¡Entre todos conseguiremos algo grande!
    ¡Ayúdanos a correr la voz! #Comparte
    Se buscan historias tan inspiradoras como las de www.vidasllenasdevida.com
    Seguro conoces a alguien así ¡Escribe a historias@vidasllenasdevida.com! #Personasqueinspiran #VidasAviva

    Muchas gracias de antemano por vuestro interés.

    ResponderEliminar
  17. Me cambiaste la forma de ver las cosas y a confiar en mi misma.Esta fabuloso tu articulo.:)
    La vida es como un espejo,te sonríe si la miras sonriendo.


    ResponderEliminar

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal