¿Por qué buscamos algo que nos haga felices?

Estar continuamente en MODO: “Buscando algo” en nuestra vida, es una forma de eludir lo existente en nuestro presente. La mayoría de las veces lo hacemos de manera inconsciente. Es importante para nuestras vidas aclarar si esta búsqueda es una escapatoria, o si es la búsqueda de la verdad: en nuestras relaciones, en el valor de las cosas, en las ideas…

Si sólo buscamos porque nos sentimos “cansados” por lo que nos sucede a nuestro alrededor, se puede tratar de una escapatoria. Pero si tratamos de encontrar la verdad, nuestra verdad (la de cada uno) en todas nuestras acciones, ideas y relaciones, valorando nuestras necesidades (alimentarse, vestirse, vivienda…) entonces, tenemos grandes probabilidades de que la consigamos crear.

Pero si lo que acontece en este mundo nos influye/afecta en demasía, y nos confunde...¿cómo podremos encontrar la realidad?

La búsqueda de la realidad

“Sin realidad no hay felicidad”


Para ello es un requerimiento necesario que nuestra mente primero tenga que "descondicionarse", o como se escucha mucho últimamente “desaprender”. Tiene que liberarse de sus propias limitaciones, de su condicionamiento, para así poder volver a aprender.

El condicionamiento de nuestra mente nos es “impuesto” interior y exteriormente (educación, sociedad, cultura…) de forma paulatina, y mientras sigamos disconformes o en conflicto con lo que vivimos (mala gestión de situaciones de cambio), no podremos VER, CONOCER y VIVIR nuestro presente (nuestra realidad) tal cual es, y ser felices.

Para VER la “realidad”, nuestra mente tiene que estar en calma, y sólo se calma y se libera cuando tenemos presente nuestros valores y, los valores de lo que nos rodea y vivimos afines a ellos. Si forzamos nuestra mente para intentar disciplinarla y lograr así dicha calma deseada, esa calma (valga la redundancia) es en sí misma una limitación, porque es como una autohipnosis.

Para comprender y aceptar nuestra realidad, para poder vivir más felices nuestra vida, debemos empezar por lo más bajo; es decir, tenemos que descubrir el valor real de las cosas, y el valor que cada uno de nosotros le damos.

Podemos inventarnos una "realidad", podemos copiar, imitar, y podemos repetir la experiencia de los demás, pero…“No hay más ciego que el que no quiere ver”. Para experimentar lo real, la mente debe dejar de inventarse capas que camuflen la realidad (“Solo vemos aquello que nos interesa ver”) y empezar con lo que está cerca.

Realizarse como persona es "vivenciar", no imitar.

Dejar de pensar para percibir la realidad

“La razón por la que no avanzas, aquello que te está deteniendo, no es lo que ERES, sino lo que PIENSAS que NO ERES”.

Tenemos que mirar dentro de nosotros (Dialogar con nuestro interior) para Tomar Conciencia y así poder Iniciarnos a la Acción (Vivir para ser felices).

Es una cuestión desde mi punto de vista dura y muy cuestionada por los expertos. Es importante aprender a desconectarnos, es decir, “dejar” de pensar continuamente, para así eliminar el RUIDO, las interferencias del entorno y captar una señal limpia de lo que está sucediendo (Lo real), para así sentir, percibir, encontrar la realidad…, para vivirla tal y como es.

No quiero decir con esto, que no debamos pensar, crear, soñar…, simplemente que tengamos en cuenta que hay momentos que es mejor “apagar el interruptor” cerebral que sobre carga nuestro receptor, como por ejemplo en momentos en los que no veamos salida, el entorno nos ahogue, situaciones de crisis…

Para así ver con claridad qué sucede en nuestro entorno. Así podremos decidir claramente qué hacer.


¿Cómo liberar al pensador de sus pensamientos?

Si seguimos haciendo un esfuerzo para comprender la realidad, seguiremos manteniendo el proceso del pensamiento. Cualquier esfuerzo que hagamos para ello, es perjudicial para el descubrimiento de la verdad. Y no alcanzaremos llegar a ser plenamente felices. Este es el primer requerimiento.

Se necesita percibir de manera pasiva y atenta, en la que no se realice esfuerzo alguno. Sólo entonces puede surgir con claridad la realidad.

Para comprender la realidad, debemos conocerla directamente, y es obvio que la realidad no pertenece al tiempo ni al espacio. Ella está en el presente, y el presente es nuestro propio pensamiento y acción.

Limitémonos a ver el problema, no preguntándonos cuál es la respuesta, la solución.
Para liberar la mente de todo condicionamiento, debemos ver la totalidad de éste sin que intervenga el pensar. Esto es ser libre con respecto al "yo". De esta manera podremos llegar a ser felices.

¿Podemos buscar, perseguir la felicidad? 

‎”La felicidad es la meta más buscada de los hombres. La tranquilidad es la consecuencia de la felicidad”. 

¿La felicidad es ser conscientes de que somos felices? En el mismo momento en que somos conscientes de nuestra felicidad dejamos de ser felices, eso ya no es felicidad. La felicidad, de la misma forma que el amor, llegan. Pero si las buscamos, nos evadirán. De ahí la importancia de “dejar” de buscar, pensar…

Para mí, desde mi conocimiento y mi experiencia, el secreto de la felicidad está en desarrollar un ser interno fuerte, que ninguna tribulación o pena derrumbe (puede afectar, hacer que se tambalee, pero que se derrumbe). La felicidad empieza con poseer la fuerza para enfrentar y conquistar nuestras propias debilidades. Sólo entonces es posible disfrutar de un entorno exitoso y vivir una vida verdaderamente feliz.

"Ahora puedo decir que la felicidad no se encuentra ni en el pasado ni en el futuro, sino que existe dentro de nuestra condición de vida ahora mismo, en el presente, mientras enfrentamos los retos de la vida diaria".

Para ser felices no debemos compararnos con los demás. Debemos comparar quiénes somos hoy con quiénes fuimos ayer, quiénes somos hoy con quiénes seremos mañana. Aunque esto parece ser sencillo y obvio, la verdadera felicidad se halla en una vida de constante avance. Y las mismas preocupaciones que podrían habernos hecho desdichados pueden, en realidad, ser una fuete de crecimiento cuando las abordamos con coraje y sabiduría.

La felicidad no es una vida sin problemas, sino la fortaleza para superar los problemas que se presentan. No existe una vida libre de problemas; las dificultades son inevitables. Pero la manera en la que experimentamos y reaccionamos a nuestros problemas depende de nosotros (actitudes).






19 comentarios:

  1. Muy interesante... Un saludo !! ;) Cesar O'Nada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro César que te haya gustado y por compartir :-)

      Que tengas un buen miércoles!

      Un saludo

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Gracias por tus consideraciones y deseos! Gracias a tí Antonio por compartirlo!
      :-)

      Eliminar
  3. Muy interesante el post Fatima,cierto el compararnos con nosotros mismos y no con los demás así como la actitud que pongamos en afrontar los problemas nos ayudarán mucho a obtener la Felicidad. Gracias por compartir, saludos.

    @vallejosjose

    ResponderEliminar
  4. Te agradezco muchísimo José que hayas compartido tu opinión en mi blog. Te tengo mucha consideración y en alta estima. El tema de las emociones, comportamientos, inteligencia emocional...es una gran pasión que tengo, ya que su conocimiento me ha proporcionado una gran ayuda en las diferentes áreas de mi vida.

    Comparte cuando quieras en éste, tu blog.

    Te mando un gran abrazo.


    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Fantástico artículo y, en especial, el vídeo del final. Quizás la parte más polémica es la de "dejar de pensar para percibir la realidad".

    Yo también soy un poco reticente a ello, pero entiendo la importancia de estar dónde se está y disfrutar de lo que uno hace en cada momento (porque tendemos a pensar en todas las cosas que debemos hacer en lugar de disfrutar la acción presente, además de eliminar ese ruido constante, en general negativo, que recibimos y que contribuye a descentrarnos y inhibirnos.

    ¡de nuevo felicidades por el artículo y el buen contenido!

    Sergi

    ResponderEliminar
  6. Simplemente me ha parecido genial este post!

    Me encanta el tema, como lo has abordado y sobre todo que es algo que no lees en todos sitios!

    Enhorabuena y sigue regalándonos estos post!

    Un besazo
    CARLOS ARNELAS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que alegría Carlos que hayas compartido tus pensamientos y opiniones en este TU Blog! :-))

      Me alegra que te guste el tema. Para mi es una gran pasión, difícil de abordad y con grandes grados de controversias, pero me gusta aportarlos.

      En este post en concreto, trato mucho sobre mi experiencia personal, pero he intentado en todo momento darle el enfoque objetivo a nivel conceptual para que así no perdiese la guia lógica.

      Te mando un abrazo muy grande!! :-))

      Eliminar
  7. Buenas tardes Sergi!

    Gracias por tus consideraciones!! Eres muy amable :-)

    Es cierto que la parte más polémica es la de "Dejar de pensar para percibir la realidad"

    Como siempre digo...llevar las cosas al extremo es negativo.

    Con este apartado no quiero decir que dejemos de pensar radicalmente y en todo y en todo momento. NO. Sino como bien has apuntado, debemos ir acostumbrando a dejar la mente un poco más libre de pensamientos (que nos hacen daño, o nos confunde, o nos satura) para realmente percibir la realidad tal cual es, ya que de esa manera se facilita el que percibamos la realidad mejor, de manera clara y esa claridad (fuera de ruidos e interferencias) nos ayuda a tomar decisiones (si es necesario) de manera mas eficaz.

    Por eso entiendo perfectamente tus reticencias. La clave está en la No radicalidades.

    En definitiva: Simplificar de "Ruido" nuestras vidas = Más felicidad

    Un día le puse un símil a un amigo sobre este tema y era:

    A causa de la velocidad en la que nos discurre nuestra vida nos va imbuyendo y hace que parezcamos un hamster que corre y corre dentro de su ruedecita sin parar. Mirando hacia adelante...
    Nosotros al igual que el ratoncito vamos corriendo porque las necesidades diarias son muy importantes (ir al trabajo, trabajar, reuniones, viajes, cuidado de los hijos, hogar, compromisos con la pareja, compromisos con la familia...) pero es bueno y necesario en determinados momentos parar, bajarse de la ruedecita y mirar a nuestro alrededor...

    Depende de cada uno de nosotros cuando dedicarnos momentos de bajarnos de la rueda :-)

    Te vuelvo a dar las gracias por compartir tus opiniones. Las agradezco mucho :-)

    Un gran saludo

    ResponderEliminar
  8. Respuestas
    1. Hola Gustavo!! Cómo me alegro:-))

      En determinados momentos viene muy bien que nos dediquemos un tiempo para nosotros.

      Un fortísimo abrazo!

      Eliminar
  9. Me quedo con el penúltimo párrafo. Para mi, el mejor.
    Me ha gustado mucho, Felicidades!
    Compartiré en Twitter ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado Alícia!! En este post hay mucho de mi experiencia. Quería compartir lo que a mí me ha ayudado "Parar de pensar" en determinadas, para "Ver" realmente lo que me rodeaba y sinceramente facilitar ser más feliz.

      El párrafo al que te refieres es una de las claves más importantes para "avanzar" en la vida. El concepto de la Comparación es muy dañina para nosotros mismos.

      Para que no se nos olvide :-))

      "Para ser felices no debemos compararnos con los demás. Debemos comparar quiénes somos hoy con quiénes fuimos ayer, quiénes somos hoy con quiénes seremos mañana. Aunque esto parece ser sencillo y obvio, la verdadera felicidad se halla en una vida de constante avance. Y las mismas preocupaciones que podrían habernos hecho desdichados pueden, en realidad, ser una fuete de crecimiento cuando las abordamos con coraje y sabiduría"

      Gracias Alicia por haber compartido tu opinión. Hazlo siempre que quieras.

      Espero que estés teniendo un buen día :-))

      Eliminar
  10. Fátima que gran verdad. Precisamente el otro día hablaba con una amiga de una pequeña observación, ya que hay personas que parecen estar en ésa constante "Buscando ése algo". Ese algo que ni ell@s mism@s saben exactamente que es. Es como una forma de evasión o de "escaparse".

    Saludos
    Yolanda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Yolanda,

      Ciertamente a lo largo de nuestra vida, podemos tener momentos (no todas las personas, pero en situaciones de crisis, cambios inesperados...suele ser más frecuente) en los que no sabemos qué hacer, o a donde vamos...e inconscientemente nos centramos en analizar y analizar para encontrar una solución..., una salida a nuestra situación.

      Hay personas que por su personalidad, su experiencia previa consiguen encontrar una solución y/o una salida y se Inician a la acción relativamente rápido, pero hay otras personas que por falta de aptitudes (experiencia previa sobre dicha situación) y sobre todo por miedo e inseguridades, se quedan en MODO bucle "buscando".

      Me ha encantado tus consideraciones Yolanda. Muchas gracias por compartirlas.

      Un gran saludo :-)

      Eliminar
  11. Coincido prácticamente al 100% con tus reflexiones, Fátima. Cobran todo el sentido, cuando has experimentado en primera persona esa búsqueda de la felicidad, o esa constante y obseviva autoexplicación de la realidad. Qué bueno sería que estos aprendizajes los lleváramos de serie, algunas veces... ;)

    Para mí el resumen de tu post, es algo que procuro tener siempre presente, y es que la felicidad está en el camino, y no en el destino!

    Te has ganado un seguidor de tu blog. :D Gracias por compartir estas reflexiones!!!

    @rmontalvo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay una historia de un maestro y un alumno que puede servir de resumen para éste post:

      - "Maestro, dedico mi vida a buscar, a experimentar con distintas cosas para tratar de encontrar lo que es bueno para mí, a conocer experiencias propias y ajenas. ¿Crees que lo hago bien?"
      - "Hijo, creo que no. Pierdes tu tiempo buscando el camino en lugar de simplemente caminar. Deja que sea tu mente la que te guíe en lugar de dejar que sea tu corazón el que te indique el rumbo. Analiza planos y mapas en lugar de las piedras del sendero. El secreto consiste en hacer, no en pensar. Así que de una vez ¡deja de pensar y comienza a caminar!"

      Este ejemplo lo suelo usar en algunas de mis clases, ya que expresa claramente que en determinadas ocasiones en las que debemos tomar decisiones o iniciarnos a la acción, debemos dejar los miedos a un lado y pensar un poco menos, ya que sino, no nos movemos.

      Muchas gracias Raul por haber leido mi post, por acompañarme y sobre todo por haber compartido aquí tu opinión.

      Que tengas una buena semana.
      Un saludo :-))

      Eliminar
  12. Mi comentario al respecto es que .... "Dicen que un camino sin caminar es como vagar en el desierto y no desear el agua , por eso deseamos la felicidad ..." ¿ no ? . Enhorabuena por el magnífico post. Besos y abrazos azules . Cesar O'Nada ( compositor, cantante , letrista , poeta...)

    ResponderEliminar

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal