Saborea el éxito con una huerta de zanahorias

Líder es quien guía a otros hacia una meta común, mostrando el camino a través del ejemplo y creando un ambiente que propicia la motivación personal de los demás miembros del equipo. 

En una empresa bien organizada y dirigida, la indución de la Automotivación por parte del líder en las personas es la clave para que ésta evolucione y/o se mantenga a flote en momentos de crisis.

Es la “grasa” que existe en los engranajes de una máquina y hace que funcione perfectamente el mecanismo. Pero muchas empresas no tienen en cuenta que la motivación es vulnerable: padece esporádicas interferencias, procedente por ejemplo, de aparentes contradicciones en la organización, de desencuentros personales o de agravios comparativos.

 El verbo reflexivo

"Merecen elogio los hombres que en sí mismos hallaron el ímpetu y subieron en hombros de sí mismos". Séneca

Una de las definiciones de motivación dentro del ámbito laboral dice, que "es el resorte que activa todo nuestro capital humano en busca de resultados".

Hasta hace poco tiempo, se pensaba que los “jefes” eran los únicos que debían motivar a sus colaboradores, pero esta idea ha sido objeto de matización y reflexión ahora que se van consolidando postulados como el empowerment (es el hecho de delegar poder y autoridad a los subordinados y de conferirles el sentimiento de que son dueños de su propio trabajo), el liderazgo, el trabajo en equipo, el compromiso con el proyecto de empresa y la calidad de vida en el trabajo.

En la actualidad están casi siempre satisfechas las necesidades básicas (Pirámide de Maslow), y por consiguiente los trabajadores de las empresas se mueven en busca del afecto, el reconocimiento, la autorrealización, la autonomía y el poder, y esto aumenta cuanto mayor sea la cualificación que el trabajador posea.

La definición de motivar según el Diccionario de la RAE, en tercera acepción dice:  “Disponer del ánimo de alguien para que proceda de un determinado modo”; se trata de un verbo transitivo.

Pero como hice referencia en el post "Para mover el trasero necesitas una zanahoria": No se puede motivar, sólo se pude inducir a la Automotivación.

Puede que las circunstancias familiares-sociales, el encontrarse con algún buen jefe, motive en el trabajo; y además el trabajador encuentre el estímulo en la superación de obstáculos. De este modo puede que el verbo se deba considerar también un poco reflexivo: MOTIVARSE (Automotivación).

Por ejemplo, si realizamos un pequeño ejercicio de memoria, cada uno de nosotros puedemos pensar en casos y ejemplos (tanto propios como de conocidos y familiares) de momentos en el trabajo donde nosotros y/o compañeros estamos/están en su puesto si compromiso con los objetivos y los resultados marcados por su líder (empresa).

La historia es siempre la misma: comienzos de ilusión que se convierten  en largas etapas de desencanto y resignación.



Acción de Inducción

A través del concepto de líder hemos comocido la interrelación entre el papel de éste y la motivación personal. Algunos autores proponen que el líder debe estimular y motivar de forma constante a sus colaboradores para que sean modelos de excelencia y referencia para los demás miembros del grupo.

Sin embargo, otras corrientes de pensamiento sugieren que el líder no debe motivar a los otros, sino propiciar la automotivación de su equipo. Entonces, el líder podría tener mejores resultados y sería más exitoso si fomenta la automotivación en los compañeros de equipo, en vez de tratar de motivarlos a que lleven a cabo la meta de la empresa.

Como he comentado, es importante que el líder induzca en los colaboradores la motivación personal o la automotivación, como el verdadero motor del éxito empresarial (ya sea que tu empresa sea una fábrica, tu equipo de futbol o tu familia).

Hoy los buenos directivos (que ejercen un liderazgo adecuado a las naturaleza de su empresa) conscientes de la mayoría de edad de sus colaboradores, procuran crear un entorno que propicie la automotivación o motivación intrínseca de estos, y tratan de evitar malas prácticas que les desmotiven o desconecten de la sinergia organizacional.

Pues bien, de entre todas las características que debe poseer, desarrollar y potenciar la figura del Líder, es sin duda la de contribuir a la inducción de la Automotivación de sus trabajadores.

El perfil que debe tener el líder se asemeja a la tipología del Líder Coach (que vimos en un anterior post)

Pero ahora la pregunta principal es: ¿Cómo induce un Líder Coach a la Automotivación?

Como siempre,  no existen reglas concretas para explicar este proceso ya que las soluciones suelen ser especificas para cada situación. Por ello, no es fácil para el Líder Coach inducir a la Automotivación en sus trabajadores, pero sin embargo, sí puede cambiar esto, cuando es capaz de manejar con acierto los cinco Factores Internos: 

  1. La Auto-ESTIMA: valoración positiva que toda persona debe albergar de si misma y que la consolida para abordar nuevos retos.
  2. La Auto-CONFIANZA: es consecuencia de la anterior, y se basa en todos los éxitos conseguidos por la persona, mientras más se genera, más seguridad hay en el individuo.
  3. La Auto-GESTIÓN: que se logra cuando el individuo es capaz de actuar sin necesidad de estímulo externo alguno.
  4. La Auto-SUGESTIÓN: mecanismo por medio del cual cada persona genera emociones y pensamientos positivos que le ofrecen optimismo y esperanza.
  5. La Auto-REALIZACIÓN: se va alcanzando conforme vamos cumpliendo nuestras metas (objetivos y deseos)
Como me decía un profesor que tuve cuando realizaba e máster en coaching personal y ejecutivo: "Para liderar a otros, debemos liderarnos primero a nosotros mismos" 

Por tanto, el líder nunca podrá inducir la automotivación de sus colaboradores si no es capaz de Automotivarse por si mismo.

  1. Comienza bien el día, tratando de organizar nuestras tareas de la jornada para que no puedan ser fruto de enfados y malhumores que hipotequen el resto de nuestra actividades.
  2. Evita condicionarte por la climatología tanto metereológica como del entorno del trabajo (después de la lluvia, siempre sale el sol).
  3. Sonríe antes de llegar al trabajo, propiciando el optimismo por anticipado y llenado nuestro depósito de la energía más poderosa que podemos encontrar: el buen humor.
  4. Positivar el dialogo interior, huyendo de los pensamientos derrotistas y negativos que, como en una espiral descendente, nos hunden hacia la frustración y el desencanto.
  5. Fomentar las actividades extra-profesionales, añadiendo más patas a nuestra silla vital y evitando el riesgo de caída segura por la quiebra de una de ellas.
  6. Acercarse a la gente positiva y huir de la negativa, buscando la energía de aquellos que la destilan y preservándose de aquellos que la destruyen.
  7. Enfocar los fracasos como una oportunidad hacia el futuro, aprendiendo de los errores, ganando experiencia y tolerando los reveses de la vida con espíritu deportivo.
  8. Apoyarse más en la reafirmación interna que la externa, considerando que los ánimos de los demás no necesariamente llegan cuando son más necesarios, por lo que un cierto grado de independencia positivista asegura mejor el camino hacia adelante.
  9. Fijarse metas concretas y realistas y perseverar en su consecución, porque solo aquello que está bien definido es susceptible de generar el esfuerzo necesario para perseguirlo sin interrupción.
  10. Ser el protagonista de nuestra propia vida, decidiendo en cada momento los destinos que queremos alcanzar y planificando razonadamente los caminos que a ellos nos llevarán.

En el difícil camino del liderazgo de equipos, no quisiera finalizar estas reflexiones sin traer a estas líneas una celebre frase de Marco Aurelio que resume la esencia del espíritu del Líder-COACH en el difícil pero estimulante empeño de conseguir la Auto-MOTIVACIÓN propia y la de su equipo de colaboradores:  

"SERENIDAD para aceptar lo que no podemos lograr,
FORTALEZA para perseguir lo que si podemos y
SABIDURÍA para distinguir entre las dos"


Os dejo un video de Daniel Pink (referente en motivación y creatividad en los negocios) sobre motivación y liderazgo en la empresa.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal