No seamos tan ricos como Creso

Rico como Creso

Es una expresión muy antigua. Procede de la historia de Creso rey de Lidia, considerado como el hombre más rico de la tierra, y de ahí viene la expresión que se ha mantenido casi inalterable por unos 2600 años: "Tan rico como Creso" o esta otra "Más rico que Creso". 

Hace un tiempo leí el libro
"Los siete sabios" (y tres más) por Carlos García Gualel cual ha inspirado este post que corresponde a una realidad que dio paso a la moraleja de una fábula: el dinero no hace la felicidad...

Creso

Hace miles de años vivía en Asia Creso (1er rey Lidio que trató de someter a Grecia). El país que  gobernaba no era muy vasto, pero su gente era próspera y famosa por su riqueza.

Casi todo lo que se conoce acerca de Creso es gracias a las Historias de Heródoto. Este historiador vivió en la época de las últimas guerras médicas (490 al 479 antes de Cristo); y fue testigo del conflicto entre los griegos y el imperio persa de Jerjes (representada de manera básica en la película 300).




Creso no podía pensar en nada que pudiera darle más comodidad ni satisfacción, y se decía: “Soy el hombre más feliz del mundo”.

Creso se considera el más grande y el más feliz de los hombres y lo proclama con predeterminación y alevosía. "Le hace perder la cabeza su fortuna ilimitada"

Un verano Creso recibe la visita en Sardes,  de un personaje atraído por las fiestas de la corte: el famoso legislador Solón, considerado el padre fundador de la democracia ateniense. Creso, no sin ingenuidad, lo invita a conocer su palacio y le muestra sus tesoros y sus riquezas. Condujo a Solón por el palacio y le mostró las suntuosas habitaciones, las finas alfombras, los mullidos divanes, los labrados muebles, los cuadros, los libros. Lo invitó a ver los jardines, huertos y establos, y le mostró miles de objetos raros y hermosos que había coleccionado en todas partes del mundo.




Y Creso con intención predeterminada le pregunta: "¿Conoces al hombre más feliz del mundo?"

El sabio ateniense le responde: "Puedo ver que eres sumamente rico y ejerces tu reinado sobre numerosos soberanos; pero no puedo responderte sin haber sabido antes que tu muerte fue bella. Ya que el hombre rico no es más feliz que el hombre que vive el momento, si el destino no lo acompaña para que termine su carrera en plena prosperidad. En todas las cosas es necesario considerar el fin, ya que a gran cantidad de hombres el cielo les mostró la felicidad, para luego aniquilarlos completamente...”

“Tengo en mente a un pobre hombre que vivió un tiempo en Atenas y se llamaba Telo. A mi juicio, era el más feliz de los hombres”.

Creso no esperaba esa respuesta, pero ocultó su decepción y preguntó: “¿Por qué lo crees?”

Solón continuó: “Tengo en mente a dos jóvenes a quienes conocí en Grecia. Su padre murió cuando ambos eran niños, y eran muy pobres. Pero trabajaron virilmente para mantener su casa y a su madre, quien sufría de mala salud. Año tras año trajinaron, sin pensar en nada salvo el bienestar de la madre. Cuando al fin ella murió, consagraron todo su amor a Atenas, su ciudad natal, y la sirvieron noblemente mientras vivieron”.

Entonces Creso estalló en furia.

“¿Por qué no me tienes en cuenta (preguntó) y restas importancia a mi riqueza y mi poder? ¿Por qué pones a esos pobres trabajadores por encima del rey más rico del mundo?”

 “Oh rey (dijo Solón), nadie puede decir si fuiste feliz o no hasta que mueras. Pues nadie sabe qué infortunios pueden sorprenderte, ni qué desdicha puede despojarte de todo este esplendor”.

Tras este episodio, el destino parece ensañarse con Creso.

Frente al auge del Imperio persa de Ciro, Creso duda entre la negociación y la lucha. Finalmente consulta al oráculo de Delfos, no sin haber cubierto antes el santuario con ofrendas: vasos y copas de oro, vestimentas y túnicas de púrpura, jarras y cráteras de plata e incluso 117 ladrillos de oro puro... Con esta ostentación de regalos, piensa que debe recibir la gracia del dios Apolo. Sin embargo, el oráculo es extremadamente ambiguo, ya que anuncia solamente que un poderoso imperio será vencido. ¿Cuál de ellos será? Creso se imagina de inmediato que se trata del imperio persa y lo ataca.

Creso, pese a sus riquezas, no pudo oponer resistencia y su ciudad cayó, su bello palacio fue incendiado, sus huertos y jardines destruidos, sus tesoros arrebatados, y él mismo cayó prisionero.

Condenado a la hoguera, asistiendo al saqueo de su capital, magullado y sangrante, sin un amigo que aliviara su desdicha, pensó en las palabras de advertencia que Solón le había dicho años antes respecto a la fragilidad de las fortunas humanas.

Este relato nos hace comprender que la felicidad no está en las riquezas materiales, que en cualquier momento podemos perder, y que debemos superar emocionalmente dicha situación de pérdida (de desprendimiento involuntario). 

Qué nos enseña Creso

"La esencia de nuestro camino es el desapego" Bodhidharma

He querido compartir este relato porque nos muestra el concepto del valor del desapego, y del desprendimiento (muy necesario en los tiempos que estamos viviendo) que nos enseña a poner el corazón en las personas, y no en los aspectos materiales.

Pero antes de entrar en este concepto tan importantes es necesario conocer qué es el Apego.

Apego

"Si estamos apegados, probablemente no hagamos nunca nada (estaremos quietos para no "perder" lo que tenemos y viviremos con miedo)"

Es un estado emocional de vinculación compulsiva a una cosa o persona determinada, originado por la creencia de que sin esa cosa o persona, no es posible ser feliz.
Tu interior te dice: No eres o no puedes ser feliz… 
  • si no tienes algún objeto material.
  • si una persona no está contigo o no te ama.
  • si estás solo.
  • si no tienes un trabajo seguro. 
  • si no das seguridad a tu futuro. 
  • si no tienes un cuerpo a la moda. 
  • si los otros personas no actúan como tu consideras. 
  • Y cuantos mas 'No puedes ser feliz si....'

El apego tiene dos puntas, una positiva y otra negativa. La positiva es el estado de placer y la emoción que sientes cuando logras aquello a lo que estás apegado. La negativa es la sensación de amenaza y la tensión que lo acompañan.
 

Observa bien: Si no se consigue el objeto del apego, origina infelicidad; y si se consigue sólo produce un instante de placer seguido de la preocupación y el temor a perderlo.


Desapego
No dependencia a nada ni a nadie. Implica aceptar la realidad y caminar por ella, no luchar contra ella".

"El mundo está lleno de sufrimientos; la raiz del sufrimiento es el apego; la supresión del sufrimiento es la eliminación del apego" Buda




El desapego podría definirse como "carencia de sed". Piensa en el ánimo de una persona desesperada por la sed y en el de alguien que no la tiene. 

No significa que no nos importe nada ni nadie, y tampoco significa que no nos haga falta nada para vivir, sino que no nos causa un desgaste o una alteración emocional no tener o perder “cosas” materiales, o por no poder estar con personas o perderlas.

El desapego no es pasotismo ni libertinaje, no es falta de compromiso, es más, empieza con un compromiso con uno mismo que lleva a sentirse más descargando de dependencias no tan necesarias.

Para desapegarte de algo o de alguien hay que empezar por tener un profundo autoconocimiento de uno mismo para ser conscientes de nuestras dependencias y las causas que nos producen (desesperación, angustia, miedo, tristeza, rabia...)

Hace tres años la vida me llevó a un gran proceso de aprendizaje del desapego. Acontecieron cambios en mi vida, donde tuve que mirar muy internamente dentro de mi, e implicaba tomar decisiones que influían en la salida de personas de mi vida, en la pérdida total de mi casa, de mi economía, trabajo… 

No fue fácil puesto que los seres humanos estamos sujetos a hábitos de actuación y de pensamiento que inconscientemente nos vamos estableciendo (para crear estabilidad).

“A veces las cosas ocurren porque tienen que ocurrir”

En el mismo momento en el que ocurren los acontecimientos no nos damos cuenta de que nos aportan enseñanzas, crecimiento personal…, ¡no!, en ese momento solo vemos y sentimos que sufrimos emocionalmente al sentirnos obligados a tener que tomar decisiones que no nos gustan porque alteran la realidad “estable” que “creamos”, sufrimos al no comprender que está ocurriendo, pensamos en nuestra desdicha y en nuestra desgracia: “por qué a mi”.  

Pero la realidad es cambiante, y es así, lo tenemos que comprender para poder aceptarlo y así no quedarnos atascados en nuestras lamentaciones.  Nos tenemos que enfrentar a la toma de decisiones que en muchas ocasiones implica desprenderte de parte o de la totalidad (como fue en mi caso) de los elementos que tenemos en nuestra vida (y eso no nos gusta porque lo vemos como una "robo" de la vida de algo que nos aporta estabilidad), para desarrollarnos, evolucionar física, emocional y espiritualmente.

Nadie sabe que va a ocurrir mañana, ni si quiera en unos minutos. Como bien dijo Solón a Creso.

¿Quién no ha hecho planes, ha puesto todo por cumplirlos y por mucho, la vida le ha llevado por otros derroteros tan distintos a los imaginados en un principio?

¿Quién no ha sentido falta de progresión en su vida? ¿A que estamos apegados? ¿que nos hace quedarnos quietos? ¿Que nos crioniza?

La gestión y adaptación a los cambios va condicionada por nuestro mayor o menor nivel de desapego.

Cuanto más coges las riendas de tu vida, cuanta más conexión tengas con tu esencia más desapegado estarás. (Iceberg Neurológico de Robert Dilt)

Cuanto mayor desapego mayor fluidez en tu camino. “Puedes tomar conciencia de las situaciones mas rápidamente para así gestionarlas y afrontarlas con menos sufrimiento, dolor, miedo…", (carga emocional)

Cuando vivimos hoy sólo pensando en el futuro, estamos apegados, no fluimos. Cuando seguimos dependiendo de circunstancias del pasado aún no sanadas, que hemos tapado, creído olvidado…, estamos apegados, no fluimos”.

Ley de la atracción

Es la idea de que los pensamientos (conscientes o inconscientes) influyen sobre las vidas de las personas, argumentando que son unidades energéticas que devolverán a la persona una onda similar.

"Te conviertes en lo que piensas"

Según los partidarios de dicha ley, esto significa que los pensamientos que una persona posee (sean estos conscientes o inconscientes), supuestamente provocan las emociones, las creencias y consecuencias, es decir, los pensamientos son la causa y los sentimientos los efectos.

A este proceso se lo describe como "vibraciones armoniosas de la ley de la atracción", o "tú obtienes las cosas que piensas; tus pensamientos determinan tu experiencia". 


Os dejo un impresionante video donde Sergio Rodríguez junto a Ramiro Calle hablan sobre el Apego y el Desapego.






7 comentarios:

  1. Tu postg me acompaña en mi momento actual.El desapego se combate llenando tu vida de amor. Un amor que solo TU puedes incorporar y si estas colmado de él, los apegos desaparecen.Igual que el miedo se combate con amor.Gracias por tu compañía.Un placer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El placer es todo mio Laura por estar conectadas y poder leer tus post.

      Es cierto que es muy importante para ser felices "Poder" desapegarnos de las cosas y de las personas. Hace casi tres años la vida empezó a darme cambios consideramos por mí entonces como negativos.

      Tuve que tomar la decisión de dejar una relación muy larga de pareja, la que era mi casa y perderla económicamente...y tras muchos momentos de pensar me di cuenta de que tenía que aceptar la situación tal cual me venía y dejar de lamentarme por lo perdido. Me estaba perdiendo vivir.

      El pensar que la vida me prestaba esos momentos y que los intereses que yo tenía que pagar era vivirlos intensamente...que como préstamo en algún momento los tendría que dejar para así poder coger otros...me dió el mayor balón de oxígeno para poder vivir mi vida.

      Te mando un abrazo muy grande Laura por compartir en este espacio que es todo tuyo cuando quieras.

      Eliminar
  2. Muy interesante entrada, Fátima. En este sentido, añado dos observaciones. La primera es esa famosa frase-anuncio de Bruce Lee, "Be water, my friend", que es, a mi entender muy cierta. Y la segunda, es que Darwin no dijo, como suele entenderse, que sobreviven los más fuertes, sino que lo hacen los seres que mejor saben adaptarse a las circunstancias. Para ello, es muy importante el desapego pues hay que dejar espacio y libertad a las personas, empezando por nosotros mismos, y saber que no hay mayor bien que el que atesoramos en nuestro interior.

    Gracias por la reflexión. Como siempre, un placer leerte.

    María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maria me ha encantado tus aportaciones!! GRACIAS!

      Que grandísima verdad es que el mayor mayor tesoro es lo que vamos nutriendo en nuestro interior!! :-))

      Aqui tienes tu espacio para compartir todo lo que desees y cuando desees.

      Gracias por haber leido mi post.

      Que tengas un feliz día :-))

      Eliminar
  3. El apego, mal que se origino cuando perdimos nuestra libertad, libertad consustancial al modo de vida nómada, la vida como un fluir y no como un estado. El disfrutar del ahora, porque no sabíamos lo que nos deparaba el después.

    Gracias por tu post Fátima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Vicente,

      Tus frases son idóneas para el comienzo de un post!. No se puede definir mejor, ni de manera tan clara que es el apego.

      Ciertamente el apego nos coarta (en muchas ocasiones de manera incosciente) la libertad, y cuando apareció el consumismo perdimos la libertad.
      Como dice una pase popular..."no se sabe si primero fue el huevo o la gallina"

      Considero que ambos factores en el caso del desapego tienen que ver. La necesidad de seguridad que tenemos las personas y que nos han enseñado que los "aporta los bienes materiales y otras personas" hace que aparezca el sentimiento de apego por miedo a perderlos; y la "sociedad" nos ha enseñado que el no no tener dichos bienes nos hace aparentar ser "inferiores" y eso nos produce inseguridad...

      Es un círculo que no para.

      Por eso me quedo grabado a fuego tu última frase: "Disfrutar del AHORA" porque no sabemos lo que nos depara el después.

      Gracias Vicente por regalarnos tus palabras.

      Que tengas un buen día :-)

      Eliminar
  4. El dia que entendamos que ya tenemos nosotr@s todo dentro para no depender de nada ni de nadie.... ese día entenderemos muchas cosas. Excelentisimo artículo!!
    http://alegrar.me

    ResponderEliminar

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal