Conoce tus necesidades para ser feliz (II)

Los seres humanos buscamos esencialmente satisfacer nuestras necesidades, así lo expresó Abrahan Maslow en su teoría sobre “la motivación humana”, donde pudiste leerlo en el artículo anterior "Conoce tus necesidades para ser feliz"
Las personas se sienten más motivadas por lo que buscan que por lo que ya tienen, y si alcanzan su objetivo, más empuje obtienen para alcanzar cubrir el siguiente nivel de necesidad.

Las necesidades condicionan nuestras vidas.




En mi trabajo he podido observar cómo la gran mayoría de las personas establecemos procesos mentales inconscientes buscando satisfacer nuestras necesidades, que nos rigen de tal forma que se transforman en trampas invisibles, (nos autoboicoteamos inconscientemente ) que nos impiden resolver situaciones.


Cuando sentimos una necesidad, nos focalizamos en lo que nos falta, y sin darnos cuenta aparecen emociones de las sensaciones de carencia como la tristeza, angustia, pena, desconcierto, desolación, apatía, queja...; a veces solo una, y en otras muchas ocasiones un conjunto de ellas, pudiéndonos llegar a producir confusión y parálisis para tomar las decisiones que nos harían alcanzar un objetivo.

Los cambios involuntarios...

...los solemos percibir negativamente. Sentimos que “estamos perdiendo algo”. 

Hace un año y medio dejé mi puesto de trabajo para que el personal que estaba a mi cargo lo mantuviese. Esto fue a causa de los cambios que la reforma laboral produjo en las Cámaras de Comercio españolas, donde yo trabajaba como responsable del departamento de comunicación de la Cámara de Granada.

Pasé de estar en un nivel 4 (cubrir las posibles necesidades de reputación, prestigio…) de la pirámide de Maslow, al nivel 2 (cubrir mis necesidades de seguridad) en un día, e inconscientemente empecé a focalizarme en lo que me faltaba: El trabajo que me daba seguridad económica, seguridad familiar, reconocimiento, reputación… 

Durante cierto tiempo sentimientos de tristeza, desolación, apatía…tuvieron cabida en mi día a día, y no me sentía capacitada para responder ante la nueva situación, y…aparecieron los miedos ante el cambio. 

Los miedos, el boicot inconsciente

  • “No se que pasará”: No percibía el futuro 
  • “No sé como actuar”: No sabía qué hacer 
  • “No tengo las capacidades necesarias para empezar algo nuevo”: Cambió mi autoconcepto 
  • “Esto es para siempre” 
  •  Etc

¡Claro que se puede cambiar la situación!
, pero el cambio inesperado, nos produce miedo, nos bloquea y padecemos un “duelo” (como los que vivimos cuando perdemos a un ser querido), y hasta que no superamos todas las fases no empezamos a percibir nuestra situación de otra manera.


Elisabeth Kübler-Ros
identifica diferentes etapas de un duelo (por el que pasé): 

  1. Inmovilidad: Shock 
  2. Negación: Se intenta ignorar el cambio. 
  3. Enfado: Se quiere mantener la situación anterior 
  4. Angustia: Se tiene consciencia de que no hay vuelta a atrás 
  5. Tristeza: Constatación de la pérdida 
  6. Depresión: Sensación de fracaso, desamparo, desesperación. Produce sensación de fatiga. Se pierde el impulso para hacer las tareas cotidianas 
  7. Asimilación: Aceptar que lo pasado, pasado está. Se empieza a percibir que la felicidad sólo depende de nosotros y que hacemos el camino de nuestra vida con cada uno de nuestros pasos. 
Toma de conciencia

“Los mensajes emocionales que divulgan nuestras vivencias, estados de ánimo, deseos y  comportamientos, brindan información sobre nuestras necesidades y carencias que pueden utilizarse para sintonizarnos de nuevo” 


“Yo no quiero seguir así” 
 “No quiero seguir sintiendo estas emociones”, y me surgió la pregunta... “¿Qué puedo hacer yo para cambiar esto?” 

Y... empecé a percibir el cambio como un reto en vez de percibirlo como una amenaza.
  • Pasé de pensar en “lo que había perdido”, por lo que podía ganar.
  • Dejé a un lado el dolor y mis temores y comencé a buscar alternativas para cubrir mi necesidad, y conseguir alcanzar seguridad laboral, económica y de orden. 
  • Aparqué mis dudas, visualicé mis aspiraciones y me inicié a la acción. 

Seguían los miedos rondándome, pero pudo mas mi deseo de alcanzar mi seguridad en el ámbito laboral. 

Detecta tus necesidades antes de que te detecten a ti 

"No se puede elegir sabiamente una vida a menos que no nos atrevamos a escuchar nuestro propio yo, en cada momento de la vida" Maslow

"Es importante dedicarnos un tiempo en silencio para poder escucharnos"





Hazte preguntas, y escucha tus respuestas. Si algunas son: “Por seguridad” “por ser aceptado/a” “por ser querido/a”… suele ser por existir decisiones conectadas con las carencias, y lo que ocurre cuando actuamos inconscientemente de esta manera, es que provocaremos más carencias. Sin darnos cuenta, "fuerzas invisibles" (así las denomino yo) nos comienzan a condicionar. 

Una forma de evitar el boicot inconsciente y llegar a ser más felices, es posicionarnos mentalmente desde un nuevo lugar, focalizando las posibilidades. 

¡Esto es: hacer consciencia de que antes de cada pensamiento, decisión, o acción, existen infinitas posibilidades de elección!.

¡Es falso creer que no podemos elegir!
 


Nos han condicionado a creer desde nuestra infancia que muy poco podemos hacer en nuestras vidas, pero aunque no seamos conscientes, siempre estamos eligiendo. 


En muchas ocasiones creemos no poder elegir y sentimos la obligación de hacer y pensar de una forma determinada. 

Creemos que no hay elección (y puede que no la haya en casos concretos) y nos sentimos atrapados haciendo algo que en el fondo no queremos. En este caso, casi sin darnos cuenta, estamos parados en la necesidad y en la carencia. 

Ahora bien, la situación puede cambiar, si nos preguntamos qué otras posibilidades tenemos. Claro que puede ser la misma que teníamos al principio, pero la sensación que vamos a tener (sin importar cuál sea la elección), es que se está eligiendo y ya no es una imposición. Representa recuperar el poder personal para la toma de decisiones. Cada momento, cada paso que damos implica que hemos desarrollado previamente un proceso interno de toma de decisión. 

Nada es ajeno a nuestras decisiones, somos los protagonistas de nuestra vida. Podemos ver nuevas alternativas y posibilidades, podemos hacernos cargo de nuestros comportamientos, de las situaciones y de los resultados que obtenemos. 

La fórmula de la felicidad

"Los deseos son generalmente medios para alcanzar un fin más que fines en sí mismos" Maslow

Como en el post anterior comenté, no existe una fórmula para la felicidad porque depende de las circunstancias y características específicas de la persona, de su vida (pasada y presente) sino la forma de comenzar a ser libre en nuestra propia vida. 

Antes de decir tan a la ligera “no puedo…” “no es posible…” “no soy capad de…”, vamos a pararnos y pensar qué posibilidades puede haber para sortear el obstáculo que tenemos delante y que no nos deja alcanzar nuestra meta. 

Desde mi punto de vista, es difícil que alguien pueda ser feliz si no ha ejercido su plena capacidad de elegir. 

Todo nuestro éxito proviene de sumar, sumar y sumar. Sumar esfuerzos, conocimientos, memorias, fracasos, sufrimientos, etc. 

Como dije en la primera parte de este post: Somos nosotros los que elegimos ser felices. Desea ser feliz.

"El deseo vence al miedo." Mateo Aleman 

Existen tantos tipos de felicidad como personas hay en el mundo.





Unos buscan la felicidad en bienes físicos, otros en la paz interior o espiritual, hay personas que se vuelcan en la familia, o en su profesión, o en un hobby para lograr la felicidad. El grado de felicidad que tenemos y lo que necesitamos para alcanzarla es algo sobre lo que debemos reflexionar nosotros mismos.


Nuestra búsqueda de la felicidad debe partir de una reflexión interior, no de una comparación con los demás. 

¿Cómo se consigue la felicidad? ¿Qué necesito para ser feliz? ¿Tengo alguna motivación?

Un objetivo, si se logra, puede ser muy gratificante, nos ayuda a autoafirmarnos como personas que somos capaces de lograr nuestras metas y nos ayuda a sentirnos más seguros. 
Para ello busca objetivos realistas, sencillos, que podamos escribir de forma clara y recordarlos cada vez que nos preguntemos qué estamos buscando. 

¿Hay grados de felicidad? Quizás. No es lo mismo sentirse eufórico al conseguir el trabajo que la sensación de hacer el amor con la persona a la que quieres. Sin embargo, parece ser que una vez alcanzada la felicidad ya no necesitamos más. Se acaban las envidias, los celos, las intrigas, las angustias. 

Busquemos la felicidad en nosotros y en nuestro alrededor, pensemos que somos importantes, que valemos, que somos capaces, inteligentes, cariñosos; esperemos mucho de nosotros, y podremos vencer cualquier obstáculo en nuestro camino a la felicidad.




10 comentarios:

  1. Excelente post Fátima, ya me gustaría a mí escribir como lo haces tú, te envidio, no solo por lo bien redactado sino por el contenido. Enhorabuena. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay ningún mérito, ya que cuando se abre el corazón y nos sinceramos con nosotros mismos (como me ocurrió a mi) salen textos como este post.

      Me alegro que te haya gustado, porque me da muchas energía para seguir escribiendo en este post tan joven.

      Pero sobre todo lo que más me gusta es que la gente comparta, ya que este Blog es un libro con las páginas en blanco, donde tienes la libertad de exponer tus ideas, sueños, pensamientos...

      Gracias por compartir :-)

      Eliminar
  2. Me he quedado anonadada, has resumido en unas lineas, todas las sensaciones que he ido sintiendo a lo largo de mi vida :))Ahora estoy en el paso 7 "asimilación" y ciertamente comienzo a sentir una sensación de felicidad indescriptible!! Ahora sé que si lucho podré conseguir lo que me falta para acabar de llenar mi vida y vivir en paz con el mundo. Gracias por el fantástico contenido!!!

    ResponderEliminar
  3. No sabes cuanto me alegra leer tus palabras!!!

    Prácticamente todas las personas hemos sentido y vivido esas sensaciones y emociones en diferentes momentos, etapas y áreas de nuestra vida. Por eso es tan importante mirar dentro de nosotros y descubrir nuestras necesidades, descubrir que nos resta energía y tomar conciencia de que aparcarlas solo nos lleva a la deriva y hay que "Iniciarse a la acción"

    No luches! La lucha implica guerra, y no estamos en la vida para "pelearnos con ella"

    Aprovecha la energía que te aporta la visión de alcanzar tus objetivos y utilízala como empuje motivador para no parar de andar hacia ellos.

    Recuerda que la felicidad la creamos nosotros, y es una gran verdad aunque en muchas ocasiones se nos olvida.

    Te deseo todo lo mejor

    ResponderEliminar
  4. Me felicito por haber dado contigo y poder ahora acceder a tanta sabiduría. Tu post es excelente, ameno, interesante y muy útil. No son cosas que te enseñen en la escuela las que aquí nos brindas. Muchas gracias por compartirlas con nosotros!
    Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuantos halagos!!

      El artículo es largo y extenso y era la duda que tenía sobre éste post, pero consideraba que era necesario y me arriesgué :-) Así que tus palabras me animan mucho. Gracias!!

      Me alegra mucho que lo que cuento te guste y te sirva! Ya sabes...aquí tienes tu espacio para aportar tus experiencias, anécdotas, opiniones... :-)

      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  5. Mis necesidades son tan primarias que me da vergoña contallas.
    Aún así, leído con atención el post digo como Manzanita en su canción http://www.youtube.com/watch?v=_YUlCp9zkIY
    Sigo con el peloteo, escribes bien.Sin exagerar como los que me anteceden, pero bien. Felicitaciones por ello, aunque a mí me sirva de poco , la verdad.
    Saludos desde Graná y tal y tal

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Manuel por haberme compartido tu opinión y sobre todo por habernos regalado esa preciosa y fantástica canción de Manzanita "Ni contigo ni sin tí".

      Todas nuestras necesidades son importantes, independientemente del nivel al que pertenezcan. La cuestión es conocerlas para ser felices. :-))

      Me has alegrado mucho y me has aportado energía y motivación para seguir escribiendo.

      Saludos de una Granaía a un Granaíno

      Eliminar
  6. Guau.....me ha encantado Fátima!!! Deseo que sigas compartiendo con todos los que te seguimos tus palabras. Seguro que al final del dia todos seremos mas felices. Un chucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!! Me alegro que te haya gustado :-))

      Todas los miércoles iré compartiendo diferentes tipos de post. Unos más del ámbito de la Inteligencia Emocional, otros un poco más de motivación en el ámbito personal y laboral, y también sobre Social Media...

      Gracias por compartir.

      Buen fin de semana!!

      Eliminar

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal