Conoce tus necesidades para ser mas feliz (I)

Las necesidades revelan de la manera más apremiante el ser de las personas, y se hace palpable a través  de su doble condición existencial: como carencia y como potencialidad. 

Comprendidas en un amplio sentido, las necesidades patentizan la tensión constante entre la carencia y la potencia tan propia de los seres humanos.




Son aquellas situaciones en las que la persona siente que le falta algo o se le está privando de algo. En un sentido amplio, las necesidades se dividen en funcionales o psicológicas.Así, la necesidad de alimentos, aire, agua, ropa y vivienda son consideradas necesidades funcionales, básicas o biológicas porque el cuerpo humano las necesita para sobrevivir. En cambio, la necesidad de seguridad, afecto, pertenencia, estima o autorrealización, sonnecesidades psicológicas porque tienen relación con las emociones o sentimientos de la persona. Ahora, cuando una necesidad es excitada o estimulada se convierte en un motivo.

De este modo, el motivo es una necesidad lo bastante estimulada como para impulsar a una persona a buscar satisfacción. Por ejemplo, el hambre impulsa al ser humano a buscar alimento, el frío a buscar abrigo, el temor a buscar seguridad, la soledad a buscar compañía y afecto, etc...

En la década de 1950, el psicólogo Norteamericano, Abraham Maslow, ahondó en la patología de la naturaleza humana estudiando a personas adultas, realizadas y exitosas.

Según Maslow la persona busca, a lo largo de toda su vida, nuevas satisfacciones para sus necesidades no satisfechas, es decir, que nuestro comportamiento está guiado por la satisfacción de las necesidades que caracterizan a todo ser humano.

Todo está en la condición humana,  y la clave para conseguir ser adultos realizados y con éxito está en la superación de obstáculos internos que nosotros mismos nos ponemos. De esa manera llegaremos estados de felicidad.

Las cinco necesidades




Maslow identificó una jerarquía de 5 niveles de necesidades, dispuestos en el orden en que las personas tratan de satisfacerlas:

1_FISIOLÓGICAS. Aspiran a garantizar la supervivencia, el alojamiento y el abrigo. Controla el impulso sexual y, por tanto, la reproducción. También la sed y el impulso de buscar agua. Controla la regulación de la temperatura interna del organismo, haciendo de termostato y obligándonos a vestirnos más o menos según necesidad, El hambre, la agresividad, como respuesta a una amenaza o sentirse vulnerable y el placer.

2_SEGURIDAD, de protección contra cualquier amenaza o peligro, ya sea poniéndonos a cubierto con una quietud bloqueada, o a través de una huida. En caso de no tener la oportunidad de huida, o percibir la amenaza como un reto, mediante la agresividad.

3_SOCIALES o de pertenencia. Pertenecer a un grupo social, tener amigos, estar en disposición de recibir afecto de los demás, notarse apoyado por la tribu referente.

4_RECONOCIMIENTO Y O LIDERAZGO
. Necesidad de estima, de ser apreciado y respetado por los otros, en nuestras relaciones con los demás, en el sentido de ellos hacia mí. Dentro de estas mismas relaciones cuando es desde mí hacia ellos, sería liderazgo. Por último en la relación que mantengo conmigo mismo, también sería liderazgo, es decir, sentir la satisfacción de ser dueño de mis actos.

5_AUTORREALIZACIÓN. Puede materializarse de forma diferente según los individuos; para unos, por ejemplo, a través de su éxito profesional, para otros como padre o madre de familia, para otros, a través de actividades caritativas. En cualquier caso, subyace la actividad creativa fuera del ego, ya que de existir, nos lleva a la segunda, tercera y/o cuarta necesidad. Es decir, la creatividad como trascendencia a nosotros mismos, sin nosotros.

“Ser cada vez más uno mismo, de ser todo aquello que es capaz de ser” Maslow. 




"Es cierto que el hombre vive solamente para el pan, cuando no hay pan. Pero ¿qué ocurre con los deseos del hombre cuando hay un montón de pan y cuando tiene la tripa llena crónicamente” Maslow

Cada una de las necesidades descritas tienen características sobre las que merece la pena reflexionar. 

La primera característica es, que una necesidad no nace, hasta que la anterior no se satisface; se entendería como que un individuo no sentiría la necesidad de pertenencia, hasta que la de seguridad, no empieza -al menos- a satisfacerse plenamente. Y la de seguridad no nacería hasta que las fisiológicas, no empiezan -al menos- a satisfacerse plenamente. Y así sucesivamente.

La segunda característica es que las dos primeras (Fisiológica, Seguridad), una vez satisfechas, no siguen creciendo. Es decir, tengo hambre y una vez saciada, no tengo más hambre. Bien es cierto que al cabo de un tiempo vuelvo a sentir la necesidad, pero nuevamente saciada, se agota. Esto ocurre sólo con las fisiológicas y las de seguridad.

La tercera característica es que la tercera y cuarta necesidad (Pertenencia-Amor y Estima), nunca se satisfacen del todo. Lo que quiere decir que nuestra sed de pertenencia no se agota al sentirnos integrados en un grupo social, si no que tenemos la tendencia a pertenecer a más de un grupo social, sin satisfacción permanente. Podemos por ejemplo pertenecer (y sentirnos satisfechos) a nuestra familia, pero esto no obsta para pertenecer a un grupo de amigos (y sentirnos satisfechos) lo que no implica que podamos pertenecer al grupo “socios del Real Madrid” (y sentirnos satisfechos) además de pertenecer al grupo de personas que tienen tarjeta Visa, al grupo de “antiguos alumnos de ...” y así sucesivamente.

Desafortunadamente para Maslow, la mayoría de los humanos se encuentran enzarzados en satisfacer las dos primeras necesidades, siguiendo su instinto animal y la tercera siguiendo su instinto social.

La cuarta, directamente no se cubre. Esto quiere decir que nuestra sed de reconocimiento o liderazgo no se ve vaciada nunca. A más reconocimiento más sed. Esta necesidad es especialmente perversa, por su propia naturaleza, obsérvese que hemos comentado que cuanto más se nos da, más necesitamos de ella.

Maslow considera todo esto proceso como un viaje interminable.

Los Deseos:

"El deseo intenso crea no sólo sus propias oportunidades sino además sus propios talentos." Eric Hoffer

Según Philip Kotler, las necesidades se convierten en deseos cuando se dirigen a objetos específicos que podrían satisfacerlos.

Por ejemplo, la necesidad de alimento puede llevar a una persona a desear una hamburguesa o una pizza, la necesidad de vivienda puede impulsar a la persona a desear un departamento en un céntrico edificio o una casa con jardín en una zona residencial.

En ese sentido, los deseos consisten en anhelar los satisfactores específicos para las necesidades profundas (alimento, vestido, abrigo, seguridad, pertenencia, estimación y otras que se necesitan para sobrevivir)

No todas las personas buscan lo mismo para satisfacer sus necesidades; es decir, que habrá quienes busquen una hamburguesa para saciar su hambre, otros, buscarán una comida vegetariana, otros, un buen plato de pastas, etc.; todo lo cual, se conoce como deseos (el anhelo por satisfacciones específicos para las necesidades profundas).

"Dónde está todo no hay nada y dónde no hay nada está todo, porque lo que se llena sólo puede vaciarse y lo que está vacío únicamente puede ser llenado"


Es muy importante no confundir las necesidades con los deseos. Por ejemplo, la necesidad de alimento da lugar al deseo de comer una hamburguesa, la necesidad de agua da lugar al deseo de tomar un refresco. Pero, no siempre la necesidad y el deseo se dan de forma conjunta, por ejemplo, una persona puede necesitar una operación quirúrgica, pero no por ello la desea. Y a la inversa, alguien puede repetir el plato de comida que más le gusta, aunque no la necesite.

La felicidad personal

"El deseo vence al miedo." Mateo Aleman 

La felicidad puede ser definida como el nivel de satisfacción de las necesidades y aspiraciones personales de cada uno de nosotros
(Murray, Charles, In Pursuit of Happiness and Good Government, Simon and Schuster, New York, 1988, p. 44.). Es en su esencia misma un concepto individual y particular, diferente para cada uno de nosotros y en extremo difícil de ser articulado objetivamente. 


Cada persona posee un conjunto distinto de necesidades, aspiraciones, gustos, aficiones, inquietudes y opiniones, en diferentes prioridades; cada persona tiene su peculiar definición de la felicidad y ningún hombre tiene la misma idea de la felicidad que otro (Spencer, Herbert, Social Statics, Robert Schalkenbach Foundation, New York, 1985, p. 6).

Somos nosotros lo que elegimos constantemente. 
Nada es ajeno a nuestras decisiones. 

Esta no es la fórmula de la felicidad, sino la forma de comenzar a ser libre en su vida. También es evidente que difícilmente alguien pueda ser feliz sin antes haber ejercido su plena capacidad de elegir.

Todos queremos ser felices pero el problema es que no sabemos qué es realmente ser feliz. ¿O sí? 

Los científicos han descubierto que somos más felices a través de las experiencias que con las cosas que compramos y que muchas de ellas solo son para cubrir necesidades encubiertas  y que, una vez cubiertas las necesidades básicas, uno no es feliz con el dinero… ¿curioso, no?

Punset se aventura de hablar de la Fórmula de la Felicidad




Asumamos el protagonismo en nuestra vida. Veamos nuevas alternativas y posibilidades para ser feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal