No le pongas puertas al mar

El Talento en la empresa es un activo estratégico que debe ser bien gestionado y desarrollado para que otorgue beneficios.

Pero es un bien intangible. Hay que invertir en él (interés, atención, esfuerzo, tiempo, dinero...) para que genere ventajas competitivas a medio y largo plazo en el mercado, puesto que influye en el desempeño de los colaboradores y proporciona resultados positivos.



Foto de Ipfillol 

Pero antes de continuar con cuan importante y necesario es el talento en las empresas, quiero acercar el concepto de la palabra TALENTO.

Talento proviene del griego tálanton, que así es como llamaban al platillo de una balanza y, por extensión, también a las cantidades de metales preciosos que ponían en ellos para ser pesados.

En épocas posteriores, tras una nueva evolución del término, se llamó talento a diferentes monedas que circulaban en varias ciudades del mundo helénico. Fue como nombre de moneda que talentum llegó más tarde a Roma, hasta que a cierta altura del desarrollo del Imperio, adquirió el significado de tesoro.

El talento no es capacidad

Para mí, el Talento es distinto a una capacidad. Es una cualidad de cada Ser Humano para desempeñar o ejercer una actividad. Se puede considerar como un potencial. Lo es en el sentido en que una persona dispone de una serie de características o aptitudes que pueden llegar a desarrollarse y potenciarse en su desempeño.

El talento es una manifestación de la inteligencia emocional y es una aptitud o conjunto de aptitudes o destrezas sobresalientes para realizar una tarea determinada en forma exitosa.

La competencia es aquello en lo que somos expertos, conocedores o aptos, y depende en gran medida de las creencias y valores de quienes la evalúan.

En mi opinión el Talento genera riqueza y resultados excelentes, ya que es esta cualidad la que nos permite mostrar de forma única y diferenciada nuestra competencia.

Este video lo ilustra claramente:




El Talento puede ser heredado o adquirido mediante el aprendizaje. Por ejemplo, una persona que tenga el talento de ser buen dibujante muy probablemente legará esta aptitud a sus hijos o a alguno de sus descendientes. Asimismo una persona que no es y desee ser dibujante deberá internalizar mediante el aprendizaje continuo y esforzado la destreza e internalizarlo en su cerebro la condición que le permita desarrollar la aptitud.

"Muchos creen que el talento es cuestión de suerte, pero pocos saben que la suerte es cuestión de talento” Jacinto Benavente

Tres aspectos constituyen/conforman el Talento en una persona:

  1. SABER: Conocer
  2. SABER SER: Inteligencia Emocional (Actitudes). Son las formas con las que afrontamos las situaciones.
  3. SABER HACER: Inteligencia Racional (Aptitudes). Son las habilidades y destrezas que poseemos.

Hay muchos tipos de talentos (creativo, artístico, lógico, matemático…) pero todos ellos se pueden diferenciar en: intrínsecos y aprendidos.
  • El talento intrínseco es que el individuo lo puede dejar de ejercer por mucho tiempo y volver a usarlo con la misma destreza qué cuando dejó de usarlo.
  • El talento aprendido requiere ser ejercitado continuamente para no perder la destreza.
Talento = [(Ci + Ha) x At]t

Siendo:

Ci = capacidades innatas
Ha = Habilidades aprendidas
At = Atracción por la tarea
t = Tiempo dedicado a los trabajos que nos llenan

El orgullo de pertenencia

Si nos centramos en el Talento dentro el ámbito profesional, es el conjunto de cualidades/aptitudes que utilizamos para realizar las tareas implícitas de nuestro trabajo, de nuestra actividad profesional.

Cuando la actividad se corresponde con una vocación ilusionante empuja gracias a la motivación de su realización a crecer y a aprender cada día más sobre nuestra profesión, pero en otros muchos casos se reduce simplemente a saber hacer lo que me he obligado a hacer a cambio de un salario (Cambiar tiempo por dinero).

Este es uno de los aspectos donde nos vamos a centrar: conseguir que los trabajadores estén dispuestos a proporcionar su Talento y esfuerzp disfrutando de lo que hacen, de lo contrario la organización se parará.

El talento de una persona en el mundo laboral afecta a su Productividad, y a la inversa.  Pero para que haya eficiencia en dicha productividad debe existir  “El Orgullo de Pertenencia a la empresa”, y eso lo debe provocar quienes dirigen y lideran la empresa/organización. De ahí la importancia que tiene tanto en el ámbito laboral como en el personal ser un buen líder, y liderar realizando un buen liderazgo.

Está comprobado que en tiempos de crisis aumenta el porcentaje de personas que pierden la sensación de pertenencia a la empresa y se aburren en el trabajo. Esas personas, permanecen hoy atados al puesto de trabajo, sólo por instinto de supervivencia al estar viviendo situaciones de crisis o cambio, cuando en otra situación hubiesen buscado otros trabajos alternativos y/o emprendido su propio proyecto.

La pérdida de pertenencia puede estar motivada por muchos factores, entre ellos:
  • Mal liderazgo acumulado en el tiempo y enfatizado en momentos de crisis y cambio
  • Mala comunicación
  • Aburrimiento
  • Etc
Los psicólogos definen el aburrimiento como un estado emocional de insatisfacción (en la vida, con lo que hacemos, en el trabajo…). Pero esa insatisfacción no solo está en el tipo de actividad que se está haciendo, sino de la percepción que se tenga de la actividad que se esté realizando.

Esta es una de las claves: la Percepción.

Centrándonos en el tema tratado: “la motivación en el trabajo como clave para el desarrollo del talento”… hay trabajos que ilusionan y, otros tan monótonos y repetitivos que crean la sensación de pérdida de tiempo, y por tanto de la vida, que viene a ser lo mismo. Hay actividades que no interesan lo más mínimo, sin embargo se soportan sólo porque a final del mes vence la hipoteca: a esto se le denomina “Síndrome de Dependencia hipotecaria, SDH”.

De la calidad directiva y del liderazgo depende la fidelización del personal interno (en un 70%). Es la CLAVE del aprendizaje, del desarrollo de los trabajadores y del clima laboral en general, en definitiva...para Ser Feliz en el Trabajo.

Para que se desarrolle y potencie el talento y exista una Productividad eficiente en la empresa/organización, debe existir un equilibrio entre el desafío de la tarea que se desempeña y la habilidad de quien la realiza y su percepción sobre ello. Es decir, debe existir un Reto y una persona capacitada para llevarlo a cabo y que así lo perciba. Esto lo trata perfectamente Mihaly Csikszentmihalyi en su trabajo, Fluir.

El estado de "flow"

Fluir..."es una sensación de no esfuerzo... donde el cansancio no existe, el trabajo no es tal y la obligación es desconocida"  Mihaly Csikszentmihalyi

Si la tarea es demasiado fácil o demasiado difícil, el estado de fluir no podrá presentarse en la persona, y por tanto, el talento y la creatividad ni se desarrollará ni se potenciará.

Fluir es el momento donde la persona se encuentra disfrutando de sus funciones y las realiza con soltura. La persona está en estado de “flow” cuando se encuentra completamente absorbida por una actividad durante la cual pierde la noción del tiempo y experimenta una enorme satisfacción. Según Mihaly es el momento óptimo para la creación, el desarrollo y la potenciación.

Una parte muy importante del flujo es que las habilidades o las destrezas deben estar en equilibrio con el reto de lo que se tiene que hacer. El líder (gestor, jefe o responsable de equipo…) debe tenerlo muy claro para llegar a equilibrar esto. El papel del líder junto con el gestor de recursos humanos es importantísimo para el mantenimiento y el desarrollo de su empresa.

Pero somos conocedores que en el mundo laboral es difícil conseguir este estado en cada uno de los trabajadores. Pero sí se puede acercar a la fase anterior del estado de “flow”: donde el reto es alto, y las habilidades de la persona también lo son aunque existe un porcentaje de riesgo de no alcanzar el reto, que la persona debe asumir y el líder deber ser consciente de esa probabilidad.



El vértigo de las empresas

Siempre ha sido fundamental para las empresas/organizaciones invertir en Talento (aunque ahora hay mas concienciación de su importancia), y saber bien gestionarlo para no perderlo y aumentar su productividad global.

Pero sin embargo, aún hay pocos casos de empresas/organizaciones en España donde el Talento se  gestione con una visión sistémica y esté incluido dentro de las acciones estratégicas.

He escuchado en diferentes contextos a personas decir, que el principal problema con el que se encuentran, es la falta de experiencia y la complejidad para detectar el talento, e invertirlo correctamente en base a las necesidades actuales y concretas de sus empresas.

Considero (es mi opinión) que la complejidad y la falta de resultados en la gestión del Talento tiene que ver, con que se intenta estandarizar una Estructura de soporte del Talento y se crean programas utilizando un Canal Único para su proyección e inversión, sin tener en cuenta un aspecto muy importante: que cada Ser Humano es diferente, único y se transforma constantemente.

Hay que considerar modelos actuales que contemplen las diferencias de cada ser, con canales de conexión cambiantes, nuevos lenguajes; que poco tiene que ver con lo antes conocido.

Por ejemplo: si una de las personas no tiene las habilidades necesarias para un determinado puesto, pero se le considera potencialmente un buen prospecto por otras características y capacidades sería necesario ver cuales pueden ser requeridas en otra parte de la empresa y/o en otra ocupación dentro de la misma.

Esto genera vértigo, y a causa de ello se puede pensar que se invierte un excesivo esfuerzo para los resultados que puedan tenerse y, se siga construyendo modelos y programas que igualen las diferencias hasta hacerla desaparecer, pero son las que realmente hacen “marcan la diferencia” a las empresas.

Para que las empresas se mantengan, funcionen bien y superen momentos de crisis, dependen mucho del talento de las personas con las que cuenta.

¿Y el lider?

"Si no existe un capital humano capaz de innovar y aprender, las empresas fracasarán"

Dicho todo esto, es realmente necesario que el líder (la empresa) tenga conocimiento de:
  • Quienes son sus trabajadores
  • Cuales son las habilidades y competencias de cada uno de ellos
  • Cuales son las funciones que  desempeñan cada uno en ese momento
  • Cual es la percepción que tienen ellos sobre lo que están haciendo
…para determinar si sería más optimo (tanto para el trabajador como para la empresa) que la persona trabajadora estuviese desempeñando otro tipo de funciones para así conseguir, mejores resultados personales (sentirse feliz en el trabajo) que revierte en el equipo (sentido de pertenencia, motivación…) y sobre todo a la empresa (mejores resultados, más rentabilidad…)

Toda empresa a día de hoy, ya no solo para mantenerse, sino para competir, debe imaginar (tener visión), pensar en nuevas ideas (ser creativos), ser activos y no conformarse (innovar). Las empresas deben adquirir, nutrir y mantener el talento, para así tener un activo que desarrolle nuevas maneras de hacer negocio. Para ello, es necesario que la dirección (el líder) facilite la puesta en marcha de estas ideas. 

Para competir, las empresas necesitan renovar constantemente las aptitudes tanto de los empleados como de la dirección, a través de programas de formación centrados muchos de ellos en habilidades.

"Antes, los grandes directivos eran intocables. Tenían un tipo de liderazgo autoritario y coercitivo y no aceptaban consejo de nadie".

El líder (gestor, dirección…) debe dar la libertad para desarrollar las aptitudes y talentos a sus trabajadores y, no someterlos a modelos antiguos de gestión que a día de hoy ponen en peligro su empresa, la relación entre sus empleados, a sus clientes…


¡No metas el Talento de tus trabajadores (sea cual sea el tamaño, la forma y el peso) en el mismo saco!... No le pongas puertas al mar, como decía mi abuelo.


9 comentarios:

  1. Muy buen post y coincido mucho con todo lo expuesto
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Isa por tu consideración! Es un tema que siempre he tenido interés tratar desde que empecé a trabajar en el mundo de la empresa privada.

      Tienes este Blog para compartir tus experiencias, opiniones, impresiones...

      Gracias por compartir. :-)

      Eliminar
  2. Muchas gracias por compartir tu sabiduría. Me fue muy util. GRACIAS!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre todo gracias a ti por leer mi artículo. Para mí es muy gratificante, pero lo que más me ha dado alegría y motivado por tu parte, es que te haya sido sido de utilidad.

      Puede solicitar temas que te interesen y generamos contenido y debate :-)

      Un saludo

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Muchas gracias David!!

      Aquí tienes tu Blog para compartir experiencias, concepciones...y aprender de las experiencias de tod@s y entre tod@.

      Un saludo !

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. ¡Que gran dosis de motivación! Gracias Jorge por tu comentario.

      Un saludo :-)

      Eliminar
  5. Interesante el dato de que el talento no tiene que ser innato y que se puede aprender.

    Yo todavía no he encontrado el mío.

    Alberto.

    ResponderEliminar

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal